Ciencia: proyecto de fusión nuclear pretende replicar la reacción del Sol

Este impresionante avance para la ciencia comenzó su proyecto con el ensamblaje del reactor nuclear, en Francia. Estiman que funcionará para el 2035.

Un ambicioso proyecto ha comenzado sus andanzas en Provenza, Francia. De conseguir el éxito se convertiría en uno de los más grandes avances de la ciencia debido a que pretende replicar las reacciones del Sol. Se trata del Reactor Termonuclear Experimental Internacional (ITER, por sus siglas en inglés). Ya está calificado como el proyecto de fusión nuclear más grande del mundo. Recién para el año 2035 comenzaría a suministrar energía.

Gran parte de la explicación sobre su funcionalidad está explicada en una nota publicada por el Daily Mail. El poder de fusión se ejecuta al chocar átomos de hidrógeno pesados ​​para formar helio. Este proceso libera grandes cantidades de energía en el proceso. Tal cual ocurre naturalmente en el centro de las estrellas.

En dicho proceso que se ejecuta en las estrellas, la gravedad supera las tendencias de los átomos de hidrógeno. Entonces son motivados a repelerse entre sí, como lo harían dos extremos positivos de un imán. Sin embargo en el proceso que se quiere realizar con el ITER, se hará creando un anillo de gas supercaliente, que alcanzará los 132 millones de grados celsius. Esta impresionante máquina produce cuatro veces la energía de una central nuclear tradicional.

Iter EJF Riche

¿Para que sirve esta fusión nuclear?

Mientras lee esta explicación científica, se preguntarán: ¿y esto qué beneficios genera sobre las personas o el planeta?. Sencillo, proporciona energía barata, limpia y sin residuos radioactivos. Además de utilizar combustible fácil de obtener. Fue denominado como un "milagro para nuestro planeta".

Siete potencias mundiales colaboran entre sí para que este proyecto avance, incluso algunas que han tenido, históricamente, diferencias políticas. Se las nombramos a continuación: Estados Unidos, China, Rusia, Corea del Norte, India, Japón y la Unión Europea.

"Construir la máquina pieza por pieza será como armar un rompecabezas tridimensional en una línea de tiempo intrincada". Estas palabras pertenecen al Dr. Bernard Bigot, director general del ITER. Los expertos aseguran que más de un millón de piezas se deben ensamblar para completar la fabricación y funcionamiento óptimo del aparato. "Tenemos un guión complicado para seguir en los próximos años", sostuvo Bigot.