Ciencia: crean música a partir de las ondas de frecuencia de las estrellas

La ciencia sirve para muchas otras más que solamente curar enfermedades o crear más tecnología, también sirve para hacer música.

La ciencia nos presenta cosas relacionadas con el arte que no dejan de sorprendernos, en especial porque la ciencia y el arte parecen no tener mucho en común en primer lugar. Pero es gracias al esfuerzo de científicos, artistas y científicas artistas que se logró crear una serie de melodías provenientes de las estrellas, literalmente.

Música de las estrellas

Como parte de un proyecto que se realiza cada año, las personas de Starmus se dedican a componer música con ciencia, espacio y distintos músicos importantes. Este año no fue diferente y el resultado es realmente algo digno de admirar.

Es de parte de Starmus que podemos ver, o mejor dicho, escuchar los resultados de la creación musical basada en las ondas de frecuencias de las estrellas que se encuentran en el universo.

Es de esa manera que con ayuda del compositor Brian Eno (seguramente lo has escuchado en el soundtrack de Trainspotting con su composición Deep Blue Day) es que se logró crear una melodía espacial como ninguna otra.

Esta es la melodía que se logró componer al grabar las frecuencias de las estrellas y aumentar la velocidad de estas hasta que fue posible que se pudiera escuchar por el oído humano. Después se arregló en producción y el resultado es el que ya escuchaste: una melodía ambiental que parece provenir de un filme de ciencia ficción espacial.

Es muy curioso que justamente se de una sensación de estar escuchando algo fuera de este mundo, pues es justo lo que uno esperaría de esto, o tal vez es el hecho de que se trabajo muy bien con estas ondas estelares.

Ciencia música estrellas espacio

Por si quieres saberlo, esta pieza musical lleva por nombre Starsounds y sinceramente, si está muy buena, como para escuchar mientras trabajas o mientras eres abducido por extraterrestres, ya sabes, cosas comunes.

Stonehenge: Encontraron un kilométrico anillo de piedras gracias a un radar en 3D

Sigue rindiendo frutos la tecnología al servicio de la Arqueología: científicos encontraron este anillo a tres kilómetros de Stonehenge, bajo la tierra.