Así son las "apps fantasma" que esconden fotos prohibidas

Hace apenas unas semanas, en la Escuela Secundaria de Canon City (Colorado, Estados Unidos), estalló un escándalo sin precedentes.

Por lo menos un centenar de alumnos, los más chamaquitos de apenas 12 años de edad, habían estado mandándose a través de sus celulares fotos de ellos desnudos.

Así salió a la luz una nueva modalidad para ocultar estas actividades, ya que guardaban estas imágenes en las llamadas "aplicaciones fantasma", lo que hizo que los adultos tardaran meses en darse cuenta de lo que estaba ocurriendo.

06watchingapppopup-03c45ef4677f0934565eea3989ee8049.jpg

Según informó The New York Times, al ser un delito el poseer o distribuir pornografía infantil, algunos de los estudiantes podrían enfrentar cargos.

Las "apps fantasma" tienen la apariencia de aplicaciones inocentes como una calculadora o una linterna.

Sin embargo, al cliquear en ellas se accede a unas carpetas secretas en las que se pueden almacenar fotografías y videos a los que sólo puede acceder el usuario.

Según los expertos, estas apps también son conocidas como "aplicaciones bóveda" y son cada vez más populares entre los adolescentes, quienes las usan para tener privacidad en sus celulares y que sus padres no puedan acceder a ciertos contenidos, como imágenes de tipo sexual.

appsfantasmaappsboveda-834ad1dac31607a9471c3a2d28cc8981.jpg

¿Qué pueden hacer los padres?

Una manera de evitar el uso de estas aplicaciones es activando los controles parentales.

iPhone: En el caso de un iPhone, los padres pueden ver qué aplicaciones bajan sus hijos mediante una aplicación como Ask to Buy. Activando Ask to Buy, cuando su hijo quiere bajar una app (ya sea paga o gratuita), envía una solicitud de autorización al iPhone de su padre/madre.

Android: en el caso de que el dispositivo utilice el sistema operativo Android, se puede activar el contro parental Google Play, su tienda de aplicaciones. Para mayor control, los padres se pueden descargar AppLock, que bloquea cualquier app que sospechada de ser "fantasma" y que se active con un código PIN.