Apple Watch le salva la vida a un joven de 17 años

Uno de las principales, y más atractivas, funciones del Apple Watch es la de monitorear nuestro ritmo cardiaco y tener toda la información sobre nuestra salud. Estar pendiente de dichos datos puede ser la diferencia entre la vida y la muerte, y eso ya quedó demostrado en el siguiente caso.

Paul Houle Jr. dijo que sentía dolor de pecho luego de una práctica de football. Después de tomar una siesta, vio en su Apple Watch que su ritmo cardiaco era de 145, lo cual es un número alarmante. De inmediato visitó un hospital donde fue atendido de emergencia porque, en efecto, tenía graves problemas con su corazón, hígado y riñón.

giphy221-1b969985a480fba8a69267fa521917e0.gif

Todo salió bien y rápido fue dado de alta del hospital, pero Houle está convencido de que estaría muerto si el Apple Watch no le hubiera indicado su alto ritmo cardiaco, según indicó Ubergizmo.

El joven afirmó también que su historia llegó a oídos de Tim Cook, quien lo invitó a hacer prácticas de verano en Apple, además de obsequiarle un iPhone. ¡Está bueno eso!