Descubren campaña de espionaje en Android que opera desde 2015

Una firma encargada de monitorear constantemente las aplicaciones vulnerables en aspectos de seguridad, encontró archivos malware en distintos software de Android.

La ciberdelincuencia sigue ganando terreno en los sistemas operativos de Android. Recientemente, un informe publicado por la firma Kaspersky, detalló que descubrieron archivos malware en aplicaciones disponibles en Google Play. Lo más peligroso del asunto es que este documento malicioso está haciendo de las suyas desde el 2015.

Desde hace varios meses existen denuncias de sectores vulnerables en la galería de aplicaciones de Google. Sin embargo la empresa normalmente emite un comunicado en el que informa que el problema fue solucionado. Reseñó el portal Unocero que el año pasado fue detectado un troyano de puerta trasera en distintas app del Google Play. Kaspersky decidió ir más a fondo y halló una campaña de archivos malware que bautizaron con el nombre de PhanthomLance. El problema afecta a millones de usuarios.

El acceso al que tuvieron dentro de los sistemas de Android

En la misma publicación se detalla que estos "piratas de las redes", estuvieron recopilando todo tipo de información durante cinco años. Localización de equipos, mensajes de texto, registro de llamadas, aplicaciones instaladas y datos de los usuarios y sus dispositivos. Todo ocurre sin la sospecha de quien confía en Google Play.

google play store

Esto es un problema que está en manos de los desarrolladores de Google. Debido a que la filtración la permitieron desde sus propias herramientas. Los usuarios descargaron aplicaciones siguiendo sus medidas de seguridad. Ahora ¿de qué manera instalan archivos malware saltando las barreras de Google Protect? Es sencillo, la empresa analiza los datos de los nuevos software y estos ingresan limpios.

Una vez que ganaron su espacio dentro de la parrilla de aplicaciones, ingresan los malware a través de actualizaciones. Luego que fue vencido el primer filtro no hay manera de ser detectados. Este es un problema del que Google ya tiene conocimiento y que lamentablemente no ha podido solucionar.