5 cosas que los nacidos después de 1995 nunca podrán entender

giphy16-c2dfadc2ff37d37539f76a57e876ea5f.gif

Hay quienes dicen que los nacidos antes de 1990 son la última generación en recordar cómo era la vida antes de la Internet. Para aquellos que llegaron al mundo después, hay cosas que jamás va a comprender.

Aquí te dejamos cinco cosas que los nacidos después de 1995 nunca comprenderán y que muchos de nosotros recordamos con cariño y nostalgia.

Los lápices tenían más de un uso

gifit1483117284260-990360ab719308621c097d08b9097357.gif
Si tuviste un walkman, sabías lo valioso que era cuidar las baterías para no quedarte sin música. Para eso, los lápices nos ayudaron mucho. ¿Quién no utilizó una lapicero o bolígrafo para darle &#39rewind&#39 o adelantar la cinta de su cassette? Solo tenía que introducir el lápiz en el agujero y darle vuelta. Esta era la forma "low budget" de ahorrar batería.

Ringtones monofónicos

https://www.youtube.com/watch?v=j7kLNJWTDYA

En los primeros celulares, las llamadas eran anunciadas mediante unos ringtones bastante diferentes a los actuales. Se trataba de los tonos monófonicos.

Existían los clásicos de cada marca, como por ejemplo el famoso sonido de Nokia. El problema era que casi todas las personas usaban el mismo sonido y era difícil saber si la llamada era para ti. Con el tiempo, vinieron los ringtones polifónicos y, a medida que pasábamos a la segunda mitad de la década del 2000, finalmente pudimos utilizar MP3 a nuestro antojo y decirle adiós a aquellos majaderos ruidos.

Los modems telefónicos

fr0ch9lgh4nn1wflarge-a434852c1b208a8175b94d572f669a80.jpg

En un pasado, la mejor forma para conectarse al Internet era por la noche. Empezamos con los de 28 kbps y luego dimos el "gran" salto a los 56 kbps. A nosotros nos parecía normal navegar tan lento y, frustrarnos cada vez que nos desconectaban por que alguien quería usar el teléfono. Aquella excusa de quer “se cayó Internet” era total y absolutamente válida. Fue así como descubrimos los placeres del Internet con ICQ y Messenger.

Descargar música te podía tomar años

downloadseternos-5b02c68ede79ee4d3da85a9c8b7be249.gif

Por esa época, los usuarios del Internet descargaban música vía P2P en un programa llamado Napster. Si tenías una buena conexión (y mucha suerte), podías bajar una canción por día… claro, eso si nadie en tu casa usaba el teléfono y te interrumpía el "download".

Luego vino KaZaA y no solo pudimos bajar música, sino también películas, aunque esto último era básicamente una misión y debías tener banda ancha, que estaba destinada para "los pocos elegidos".

Llevar a revelar fotos

loadingfilmintoadevelopingtank71-7d7d58705a29bfc85f7b899061a1f698.jpg
Slide the film onto the reel. Two ball bearings on the reel will keep the film in place.

Tomar una foto era un proceso bastante largo. Tenías que disparar la cámara con mucho cuidado (velando siempre que tu dedo no tocara el flash), gastar todo el rollo, llevarlo a revelar a algún sitio especializado en revelado y esperar que te las entregaran impresas.

Las cámaras digitales terminaron con todo eso; las fotos estaban de inmediato a nuestra disposición y se podían tomar las fotos que fueran necesarias, al menos hasta que quedáramos bien en la imagen.

Esos tiempos fueron "complicados", pero con ello aprendimos el valor de otras cosas, como mirar a las personas a la cara al hablar y decir cosas difíciles, y decir lo que sentimos sin la necesidad de un emoji.