Restaurantes prefieren reducir capacidad y hasta cerrar con tal de no exigir vacunación

¿Prefieren ganar menos dinero?

Getty Images

En medio de la polémica por la nueva Orden Ejecutiva del gobernador Pedro Pierluisi que exige que los restaurantes pidan evidencia de vacunación a los que se van a jartar en sus locales, han sido varios los negocios que han optado por cerrar o reducir su aforo a 50%.

Este es el caso del restaurante mexicano Acapulco, que a través de sus redes sociales publicó que optará por reducir su capacidad a 50% en lugar de exigir evidencia de vacunación, opción que provee la Orden Ejecutiva de Pierluisi.

"No estaremos solicitando el Vacu-ID a la entrada. Debido a que seguiremos operando a un 50% de capacidad, no tenemos la obligación, según la OE de requerir que nuestros clientes estén vacunados", expresó el restaurante a través de Instagram.

La nueva Ordene Ejecutiva que exige evidencia de vacunación en la entrada de los restaurantes entra en vigor el próximo 23 de agosto.

Otros restaurantes como el restaurante vegano Paladar optó por cerrar operaciones y catalogaron como "dictadura corrupta" la nueva directriz del gobierno.