Tribunal deja sin efecto voluntad de electores de Dakota del Sur a favor del uso recreativo de marihuana

La gobernadora republicana Kristi Noem impulsó la batalla legal para anular la enmienda aprobada por los votantes en noviembre

AP

La Corte Suprema de Dakota del Sur ratificó el miércoles el fallo de un tribunal inferior que anuló una enmienda aprobada por los votantes a la Constitución del estado que habría legalizado el uso recreativo de la marihuana.

La gobernadora Kristi Noem impulsó la batalla legal para anular la enmienda aprobada por los votantes en noviembre. Aunque la gobernadora republicana se opuso a la legalización de la marihuana diciendo que era un mal social, los argumentos de su gobierno se centraron en violaciones técnicas de la Constitución estatal.

La corte concordó con esos argumentos, fallando que la medida violaría el requerimiento del estado de que las enmiendas constitucionales lidien solamente con un asunto y habría creado amplios cambios para el gobierno.

Aproximadamente 54% de los votantes aprobaron la llamada Enmienda A para legalizar el uso recreativo de la marihuana para adultos, su uso medicinal y el cultivo de cáñamo. Pero el superintendente de la Patrulla de Carreteras coronel Rick Miller presentó una demanda a nombre de Noem. El jefe de policía del condado Pennington, Kevin Thom, se sumó a la demanda.

La decisión de la Corte Suprema estatal ratifica el fallo de un juez en febrero. Partidarios de la legalización apelaron, argumentando que la Corte Suprema debería desestimar la demanda porque la misma anularía la voluntad de los votantes y dañaría su capacidad futura para promulgar leyes a través de las boletas.

La marihuana se ha vuelto ampliamente aceptada en Estados Unidos. El año pasado un sondeo de Gallup mostró que 68% de los estadounidenses aprobaban su legalización.

Dakota del Sur fue uno de los cuatro estados en aprobar en noviembre el uso recreativo, junto con Nueva Jersey, Arizona y Montana. Quince estados y el Distrito de Columbia ya lo han hecho.

Una ley separada, aprobada por los electores, que legaliza la marihuana medicinal, entrará en vigor en Dakota del Sur el 1 de julio de 2022.