Will Smith llegó al punto que le daba asco el sexo y vomitaba después de un orgasmo

Estaba bien a lo loco

AP

Muchos pensarán que la gente como Will Smith la pasa muy bien en la vida, pero eso no es tan cierto, el actor contó que sufrió tanto después de una relación que para superarla tuvo demasiado sexo, tanto que le hizo más daño.

Según cuenta Smith en su autobiografía y reportó el medio Men's Health, después de regresar de una gira descubrió que su primera novia le estaba siendo infiel y para superar ese golpe recurrió a tener sexo como un loco.

Will Smith admite que el sexo se convirtió en algo insano, al punto que después de tener un orgasmo vomitaba.

"No había tenido sexo con ninguna otra mujer que fuera Melanie, pero durante los siguientes meses me convertí en una hiena", explica Will en su libro.

"Tuve sexo con tantas mujeres y fue tan desagradable para mi, que desarrollé una reacción psicosomática a tener un orgasmo. Podía literalmente tener arcadas y a veces incluso vomitaba", añade.

Para superar esto, el acto cuenta que tuvo que buscar ayuda de profesionales y hasta un ayahuasca en Perú.