Directora de "The Boys" comentó cuál es el episodio más "sangriento" de la serie y cómo fue grabarlo

“The Boys” se caracteriza por su controvertida visión de los superhéroes, pero también por sus escenas llenas de violencia

Durante los últimos años, las producciones de superhéroes han sido un éxito total tanto en el cine como en la televisión. Un ejemplo de esto es “The Boys”, la serie de Amazon Prime que da una perspectiva diferente de cómo son los héroes en realidad. Y como todo es distinto en esta producción, más allá de solo golpes y moretones se pueden ver escenas gráficas muy violentas y sangrientas.

Sin embargo, hay uno de los episodios que destaca por su violencia extrema. Es por eso que la directora del capítulo más “sangriento” de esta serie, Sarah Boyd, comentó cómo fue grabar este tipo de escenas a la vez que debía brindarle a los televidentes una perspectiva de la historia detrás de tanta acción.

“The Bloody Doors Off”: el episodio más sangriento de The Boys

En el sexto episodio de la segunda temporada de The Boys se viven varias de las escenas más violentas y sangrientas de toda la serie, según comenta la directora del capítulo, Sarah Boyd.

En esta entrega, Los Muchachos y Starlight siguen una pista encontrada en la laptop de Stormfront que los lleva al Centro Sage Grove, un sitio donde Vought instaló un campo de pruebas en el que varias personas están siendo inyectadas con Compound-V con diversos resultados.

Para complicar aún más las cosas, el súper Lamplighter había sido reclutado para mantener a los pacientes a raya y eliminar a los rebeldes con sus poderes ardientes.

El episodio también muestra en paralelo cómo la relación entre Stormfront y Homelander profundiza aún más, cayendo en un juego atrevido que no solo involucra un momento íntimo entre ambos sino también mucha violencia.

¿Cómo se llevó a cabo el episodio?

En una entrevista con el portal The Geek Den, Sarah Boyd comentó cómo fue grabar y supervisar cada escena violenta incluida dentro de este capítulo, desde su etapa en bruto en las filmaciones hasta pulir los pequeños detalles en postproducción.

Este programa tiene mucho gore, mucha acción y mucho sexo. Estas son todas las cosas que deben ser cuidadosamente orquestadas para asegurarse de que todos estén cómodos y seguros. Sage Grove fue un ejemplo de donde sabíamos que teníamos mucho que hacer, así que tuvimos días muy llenos de gente en la Institución Sage Grove”, dijo Boyd.

En cuanto a la gráfica escena de Homelander aplastando la cabeza de un ladrón, la directora comentó que jugaron de manera inteligente para que la secuencia se viera lo más real posible y crear un impacto en los espectadores, tal y como sucedió en la toma final.

En esa escena en particular, estábamos preparados para hacer una prótesis, pero decidimos que sería mejor y más efectivo para lo que necesitábamos hacer si le pusiéramos un montón de puntos [de acción] al actor y luego dejábamos que los de efectos especiales se hicieran cargo”, detalló la directora.

“Cuando un maniquí cae, parece precisamente eso, un maniquí que cae. Mientras que, cuando un actor cae, incluso si le falta una cabeza, todo lo demás sobre él sería lo mismo. Fue más efectivo para el actor y para nosotros cambiar de cabeza en la postproducción”, reveló Boyd.

Las cabezas explotadas por el nuevo Súper

Este episodio de The Boys introdujo a la audiencia a un nuevo personaje, una paciente del Centro Sage Grove llamada Cindy quien se encargaría de darle un toque extra de violencia ya que su superpoder es la telequinesis, una habilidad que no solo le da el poder de mover cosas con su mente sino también de hacer explotar muchas cabezas en el proceso.

En cuanto a estas escenas inquietantes, Sarah comentó que lo que lo hace más escalofriante “es que ella [Cindy] no tiene que hacer mucho con su propio cuerpo. Solo tiene que doblar los dedos para hacer que varias puertas de metal crujan y caigan”.

“Las pequeñas cosas son más escalofriantes que algún movimiento gigante en su cuerpo. Ese fue un ejemplo de múltiples capas. Había un elemento de ella, un elemento de pantalla verde y un elemento de gore”, reveló Boyd.