Supermodelo descubrió que acosador la espiaba en su domicilio y mostró el video

La modelo narró la traumática experiencia en la red social con el fin de alertar el peligro en que se encuentran muchas mujeres, y lo poco que son escuchadas.

La modelo lituana Gustė Janušauskaitė, de 22 años, contó un lamentable momento que vivió. El hecho ocurrió en Florida, Estados Unidos, donde está radicada y vive junto a su madre.

A través de su cuenta de TikTok, la modelo contó que descubrió que un hombre la asechaba adentro de su domicilio. Pero lo peor de todo fue que denunció a la policía y esta no hizo nada. El momento del acoso fue grabado por la madre de Gustė, gracias a las cámaras de seguridad. Ahí se ve a un hombre adentro del terreno de la casa junto a la ventana de la habitación de la modelo.

@gustejanus

still can’t believe this happened to me, the ptsd is real-stay safe out there ladies🥲 #storytime #stalkertok #mystalkerstory #creepy #fyp #scarytok

♬ original sound – guste

Incluso, la cama de la joven de 22 años se encuentra pegada a esa ventana donde las imágenes muestran a esta sujeto asechando en la noche.

Denuncia

Cuando la madre llamó a la policía para denunciar el hecho, la respuesta de las autoridades fue que solo le dijeron que cerrara bien puertas y ventanas.

La modelo comentó en su post que “todavía no puedo creer que esto me haya pasado, el trastorno de estrés postraumático es real, manténganse a salvo, señoras”.

 

Debido a la inacción de la policía, Gustė detalló molesta: “Así es literalmente cómo mueren las mujeres, porque nadie nos escucha y estamos en peligro constante”.

“Nos miramos, él estaba a 10 centímetros de mi cara. Llamé a mi madre que comenzó a golpear la ventana y le gritó. Él simplemente se volvió con calma y se fue”, contó.

La joven narró que “fumo en mi ventana todas las noches. Fácilmente podría haber arrastrado mi flaco trasero por la ventana y arrastrarme a algún lugar”.

La modelo optó por mudarse a otro lugar, que no reveló, y comentó a periodistas que está buscando un lugar para tomar clases de defensa personal y ahora duerme con una navaja y gas pimienta. “Así se tiene segura cuando sale de su casa y tiene algo para defenderse”, dijo.