Sigue el lloripari... Barea los tiene sangrando por la herida

¡Están moLdíos en Washington!

Hace un par de días John Wall le dijo "enano" (midget) a José Juan Barea… Usted sabe, por aquello de utilizar el hecho de que Barea (5&#3911) es el segundo jugador más pequeño de la NBA después del caballote de los Cavaliers de Cleveland Isaiah Thomas (5&#398).

471f721e225f81580d1a07cb4f21e241-2077ff254273dd2b9144c798c4b8d47e.jpg
Momentos antes del careo entre el coquí de Mayagüez y el canastero de los Wizards de Washington. (AP)

Pero ahora el lloripari contra Barea parece que sigue, pues luego de que el boricua le dijera a la prensa que ahora tiene a alguien que no le agrada en la NBA (en referencia a Wall por llamarlo "enano") y que el de los Wizards no cuenta con la simpatía de sus propios compañeros de equipo, Markieff Morris también enfiló sus cañones lengüisticos contra el ex de Zuleyka Rivera.

"Chico, ¡que se jo** J.J. Barea! ¿De qué cara** él está hablando? Me importa un caraj** lo que J.J. Barea dijo. Él no es parte de este equipo", dijo.

"Él ni siquiera nos conoce. ¿Cómo sabe si nos agrada (Wall) o no? ¿De qué está hablando? Escuché que (Barea) era un buen tipo, pero tú sabes, estás hablando de mi compañero de equipo. Así de claro", zumbó el power forward que promedia 9.9 puntitos por juego, con 5.5 rebotes.

mikezarrilligettyimagesmorris-4df3b8c484bc824d336214cf939cb392.jpg

Nada, el punto aquí es que a Wall no le importó mucho echar por la borda el hecho de que sean un montón de seres humanos los que consideren el término midget como una palabra despectiva. Para que usted tenga una idea, de acuerdo con el Greenberg Center del Centro Médico Johns Hopkins, uno de cada 26,000 a 40,000 nacimientos en los Estados Unidos representan un nuevo caso de Acondroplasia, así como uno de cada 110,000 representa un nuevo caso de Displasia Diastrófica. Igualmente, uno de cada 95,000 nacimientos es una persona más con Displasia Espondiloepifisaria Congénita.

Barea, ¡usted siga en la suya! Siga el ejemplo de Zuleyka y gócese la vida…