Siervita Tata encontró "bello" a Bukele, "el presidente de Guatemala"

El distanciamiento social es terrible.

La cuarentena parece estar afectando a la representante beata y tía de sangre de Macetaminofén, doña Milagros 'Titi Tata' Charbonier, a quién al parecer le bajó el potasio por no comer guineo y quedó boba al ver un video del HERMOSÍSIMO presidente de EL SALVADOR, Nayib Bukele.

tata

Bueno, pero quizás es que Bukele es hermoso. Después de todo, dicen que se da faciales con pupusas rellenas de sangre de mono albino, lo que ha ayudado a controlar esta población de macacos que dejó libre la guerrilla de Farabundo Martí en el Cerro El Pital cuando finalizó la guerra civil en ese país en 1992.

Lo que sí es cierto es que cuando Tata vio la indeleble belleza de Bukele – quien es aún más perfecto que David Begnaud – le entró una musa que no se veía desde que Roque Dalton, exiliado en La Habana, le escribía poemas revolucionarios y homicidas a Arturo Armando Molina durante la década del setenta.

Claro, que a Tata se le olvidó entrar a Instagram y ver la entrevista que a Bukele le hiciera el rapero favorito de los comités de Castañer y de Ensenada de Victoria Ciudadana, Residente, lo que le ganó un chin de fuego tuitero de parte de las huestes ateas, satánicas y diabólicas que a diario envía Belcebú a Twitter, financiadas con bolívares fuertes de Nicolás Maduro, Miguel Díaz-Canel, Kim Jung-Il y, por supuesto, Evo Morales.

tata

Mientras se defendía de los tuits en ruso, norcoreano y quechua que le enviaba el ejército tuitero de Lucifer, Tata tuvo un desliz -fuentes de escaso crédito de El Calce indicaron que le bajó el sodio- y, tras deslumbrarse con la piel lozana de 'Yandel' Bukele, lo confundió con el presidente de Guatemala. De inmediato – posiblemente, después de consumir la dosis diaria que se le recomienda de CBD – Tata corrigió el error con más cortesía que el tono de voz de Janet Pérez Brito cuando canta alguno de sus balbuceos por la mañana en el 580 AM. Cabe destacar que a pesar de que Tata borró el otro tuit dónde le daba a Bukele el honroso puesto de presidente guatemalteco, el internet lo mantuvo a flote.

Lo más demente es que, a la vez que se defendía como gato bocarriba del asedio soviético en Twitter, Tata demostró ser más multitasker que el Comecri con una libreta de cupones en Lips, pues mientras despachaba los ataques a mansalva del comunismo bolchevique y putinesco tuitero, logró entablar un bello y MUY FRUCTÍFERO debate con el otrora monitor federal de la Policía y aparente fotuto melón, Arnaldo Claudio.

Veamos lo que fue la intensa noche tuitera de Tata: