Ricky Martin, un soñador amoroso que destila pasión

Olvídense de Papo Christian y su flow de galán de mete deos y rabito con mousse. Ricky Martin es el verdadero nene de las nenas. Y de los nenes, claro está.

View this post on Instagram

Hello beautiful 🔥

A post shared by Jwan Yosef (@jwanyosef) on

Luego de visitar Borinquen y entregarse en cuerpo y alma a la causa criolla, el responsable de que las mujeres casadas se depriman y aceleren su menopausia viéndole la pipa a sus maridos, decidió irse de playa con su jevo, por aquello de seguir metiendo fiero y provocar que unos cuantos Juanes del Pueblo tengan pesadillas con la disfunción eréctil.

View this post on Instagram

🤽🏼‍♂️🤽🏼‍♂️

A post shared by Jwan Yosef (@jwanyosef) on

El punto es que siguen pasando los años y el eterno crush de las cuarentonas sigue repartiendo amor y destilando pasión. Ricky es una máquina. Y Papo Christian también, no se crean. Pero ajá, Ricky es el de los relationship goals… Papo es chancletero.