Reseña de Space Jam - A New Legacy: Güiriiiiita

"LeBron James se siente más cómodo no solo interactuando con Bugs, Daffy, Tweety y el resto de la pandilla de los Looney Tunes, sino también con Dom"

Film Review - Space Jam: A New Legacy

Escribir sobre una película para niños es posiblemente una de las cosas más difíciles de hacer como crítico de cine. Uno tiene que entender que A. es posible que la película no se haya dirigido a usted como un adulto que ha tenido una experiencia de vida más larga que la audiencia a la que están dirigidas estas películas, con todas las pruebas y tribulaciones que vienen con eso y B. que no todas las películas están dirigidas a todos los públicos. Es por eso que hay mejores películas para niños dirigidas a toda la familia (vea el 97% de todas las películas de Pixar) que otras (vea la última película de Tom y Jerry). Space Jam – A New Legacy intenta lo mejor que puede para lograr ser parte de lo primero, pero se acerca más a lo segundo, ya que Warner Bros produce esta película como la máxima exposición de marca para ellos mismos.

El disciplinado campeón de baloncesto e ícono mundial LeBron James (interpretándose a sí mismo) y su hijo más joven y ficticio, Dom (Cedric Joe), que sueña con ser un desarrollador de videojuegos en vez de baloncestista, se encuentran atrapados en el servidor Warner 3000, un espacio virtual gobernado por una inteligencia artificial tiránica llamada Al-G Rhythm (Don Cheadle). Después de que Dom es capturado, LeBron debe salvarlo y regresarlo a casa sano y salvo al vencer al algoritmo personificado en un juego de baloncesto. Después de no poder reclutar a otros personajes famosos de Warner Bros, LeBron debe formar un equipo con los notoriamente indisciplinados Looney Tunes para vencer a AI-G, su Goon Squad, y así poder salvar a su hijo.

Lo bueno

LeBron – 1, Jordan – 0: Aunque hay un espacio en mi corazón para el "clásico" de los noventa, Space Jam, hay muchas cosas que no funcionan al respecto. Una de los más evidentes es su estrella, Michael Jordan. Sí, su Royal Airness no es un buen actor. Impactante, ¿verdad? Simplemente se veía incómodo en el 86% de sus escenas, que son principalmente cuando no está haciendo aquello en lo que es bueno, el baloncesto. Por el contrario, LeBron James se siente más cómodo no solo interactuando con Bugs, Daffy, Tweety y el resto de la pandilla de los Looney Tunes, sino también con Dom. Sientes que se preocupa por él, su conexión y su futuro como familia. ¿Es un actor fantástico? No, hay un par de escenas que me hicieron relinchar un poco, ya sea cómico o dramático, pero al menos él ancla la película mientras hay un mundo de locura a su alrededor. También le gusta burlarse de sí mismo, de su carrera y no tiene miedo de entender que si juegas con estos personajes tienes que ser parte o al menos el blanco de las bromas, algo que Jordan y su marca no permitieron hacer en la primera película. Aunque lo prefiero como actor secundario como lo que hizo en Trainwreck y que entre las dos películas ha interpretado solamente a una versión ficticia de él mismo, ahora hay evidencia subjetiva sobre al menos una cosa que LeBron es superior a Jordan.

Una historia real: Otra cosa que la película original no tiene es una historia con una estructura de trama real. Incluso volviéndolo a ver antes del lanzamiento de A New Legacy, en su mayoría se sintió como un pitch con un montón de slam-dunks (la idea de la película surgió después de un comercial de McDonald's de Michael Jordan contra Bugs Bunny después de todo) cosido con el retiro de Jordan del baloncesto, los deseos de su padre después de su prematura muerte y su carrera en el béisbol como telón de fondo. Con esta película, puedes sentir que hay algo en juego e incluso corazón: Lebron y Dom no están conectando porque el nene quiere salir de la sombra de su padre y hacer lo suyo, lo cual es difícil de considerar para cualquier padre (Lamento haber sido bien malo en el béisbol, papi. Claramente prefería las películas). Llega hasta el punto que uno como audiencia se puede preguntar "¿LeBron James es un padre malo?".Se puede decir que la película es muy similar a Hook en muchos aspectos, incluyendo la forma en que terminan sucediendo las cosas, pero también está el lado de la historia de los Looney Tunes en el sentido de que Bugs ha estado solo durante años, estando en un estado mental que es aún más loco que de costumbre, y que haría cualquier cosa para volver a unir a su familia (aunque no a Pepe Le Pew por razones un tanto discutibles). Esto solo hace que la película aterrice un poco más fácil de lo que uno hubiera pensado o incluso hubiera dado crédito.

Estilos de animación: Con toda la propiedad intelectual integrada en esta película, a la que llegaremos más adelante en esta revisión, fue genial ver al director Malcolm D. Lee ser flexible en cuanto al uso de la animación a lo largo de la película. Cuando la película pasa de un mundo a otro, obtienes diferentes estilos de animación. Por ejemplo, el diseño del panel de cómics para DC Comics World mientras intentan reclutar a Superman y la Liga de la Justicia para el equipo como el estilo clásico de Looney Tunes para su propio mundo. Simplemente combina perfectamente. De hecho, una vez que pasan a la sección más animada por computadora de la película, se siente suave y que están en el mismo plano de existencia que James. Toda la pandilla, e incluso algunos personajes de otros mundos, se sienten realistas hasta el punto en que sientes que puedes tocarlos. Era vibrante, hermoso a la vista e incluso reverente a los estilos de animación de antaño.

Lo malo

El juego: El plato principal de ambas películas es ver el juego de baloncesto del siglo: uno de los mejores jugadores de todos los tiempos y los Looney Tunes contra un equipo con las habilidades de los contemporáneos del jugador (piense en Charles Barkley y Patrick Ewing para Jordan al igual que Klay Thompson y Anthony Davis para James). Pero lo que le daré a la primera película una ventaja por encima de esta es que el juego es en más emocionante. Para entretener a los niños, los seis guionistas dieron al juego las reglas de un videojuego, debido a la capacidad de Dom para diseñar este tipo de entretenimiento a una edad temprana. El problema es que el juego es algo difícil de seguir dado que no tiene ninguna regla. Podemos debatir todo el día si la primera entrega tenía reglas dado a que Bugs Bunny cruza la cancha en un Vespa para hacer una asistencia, que no hubiesen botado a Tweety después de caerle encima a todo el equipo contrincante, ó que tanto Elmer Fudd como Yosemite Sam no recibieron faltas personales después de dispararle en los dientes a uno de los alienígenas mientras están disfrazados de Samuel L. Jackson y John Travolta en Pulp Fiction, pero al menos tenía consistencia en todo. Las reglas de baloncesto de A New Legacy son muy inconsistentes, desde los puntos de estilo que son a 75 puntos hasta el uso de un personaje que usa literalmente el poder de detener el tiempo para anotar un canasto. Si bien entiendo que todos estos tecnicismos están ahí para ayudar a James a comprender que tienes que dejar que los demás sean ellos mismos (algo que el verdadero James podría necesitar entender para ganar otro campeonato), simplemente le quitó el viento, así como toda la buena voluntad que la película había adquirido hasta ese momento.

Lo feo

Into the IP-Verse: Lo más atroz que hace esta película es incluir cada propiedad intelectual que tienen y su madre en esta película. En un momento en el que todo tiene que tener un (inserte la marca aquí)-verse, es increíblemente cuestionable hacer eso con los Looney Tunes. Muestra que Warner Bros. no estaban seguros de que fueran suficientes para entretener a los niños, por lo que tuvieron que agregar a personajes de Harry Potter, The Wizard of Oz y Hanna-Barbera. Y aunque no son relevantes para la trama, ya que aparecen en el exterior del encuadre, molesta increíblemente ver a The Wicked Witch of the West, Los Jetsons, el equipo de Quidditch de Slytherin y Pedro Picapiedras detrás de AI-G durante la juego porque sí. Sin embargo, esta acción plantea la pregunta: Al final, ¿para quién es esta película? ¿Niños o adultos? Si se hubieran quedado con los personajes mencionados anteriormente, entendería que la mayoría de los niños han visto o al menos escuchado de ese tipo de películas y programas. Sin embargo, la película toma la decisión de agregar referencias de películas y programas que creo que ningún niño habría visto a una edad tan temprana tanto contemporáneos como de décadas antes de que nacieran: Mad Max, The Matrix, Austin Powers, Game of Thrones, IT, entre otros. Incluso conozco a adultos que nunca han oído hablar de Casablanca o The Maltese Falcon, dos películas clásicas que tienen referencias aquí y que podrán ver por HBO Max después de ver esta (aunque algunos no lo harán porque "son en blanco y negro". #ChanguitoCity). Uno no quisiera comparar esta película con Ready Player One, que tiene una situación similar a esta en términos de easter eggs, pero al menos Spielberg entendió que los personajes principales y la historia eran más importantes que "¡Hola chicos, miren aquí! Tenemos a Magilla Gorilla y King Kong en el mismo frame! Que cool, ¿no?". Simplemente no le hizo ningún favor a la película.

En las palabras inmortales de Ernesto Díaz González, Space Jam – A New Legacy es una "¡güiriiiiiiita!" en vez de un slam dunk, pero eso implica que esto es una forma consistente de encestar la bola en el canasto. Hay suficientes momentos de diversión y corazón para mantener entretenidos tanto a los padres como a los chiquillos durante toda la duración. La película equilibra bien la acción caricaturesca, la dinámica familiar y la locura que viene con una marca como Looney Tunes, aunque hay cosas que hacen que toda la experiencia se sienta un poco como un comercial para el estudio y sus propias marcas. Como mínimo, se podría decir que la película, de nuevo con las inmortales palabras de Díaz González pero invertidas, al menos "… mete un coco en un jacuzzi".

Rating: B-