Recordando a las modelos de No te duermas II

¡Arroz que carne hay!

 

En el pasado artículo llamado Recordando a las modelos de No te duermas nos sentamos a charlar sobre aquel inolvidable programa de televisión en el que nacieron importantes figuras de la farándula actual. Quizás tú que me estás leyendo eres muy joven para recordar las aventuras de Súper Moncho, o quizás eres muy viejo para saber que Lourdes Collazo y Sandra Vanessa Mercado fueron las primeras animadoras del show, pero hoy sabrás un poco más sobre las verdaderas protagonistas del programa más odiado por Milton Picón y la caravana de indignados de los noventa.

Sigamos recordando a las modelos de No te duermas.

 

Jackie Alicea

alicea

Ponce solo tiene una diva rubia… y esa NO es Jackie Alicea. Esta sensual ponceña comenzó su carrera en los talent shows de la Escuela Superior Vocacional en su pueblo natal, y aunque estudió cosmetología y diseño de uñas, su sueño siempre fue conquistar todas las plazas públicas con su singular voz. Jackie, mejor conocida como “el orgullo de Parcelas Alto del Cabro”, comenzó su jornada hacia la fama como modelo de videos de reguetón, y al llegar al programa de “El gangster” llegó a convertirse en la favorita del público… claro, esto duró solo un capítulo, pues ese día Maripily (su acérrima rival y compueblana) había faltado a la grabación. La tensión entre estas chicas fue tanta que durante las grabaciones el productor Kacho Santiago tenía que coger una cartulina que decía “si se van a las manos, las boto a las dos”. Hoy día Jackie sigue luchando por su sueño de ser cantante, y aunque poco o nada se sabe de ella, aún creemos que odia a Maripily.

Maripily

 

pilar

Envidiada por muchas, odiada por todas, María del Pilar Rivera es el sueño realizado de lo que una niña sin talento aspira a ser. Pilar comenzó su carrera vendiendo perfumes y camisas en una famosa tienda de Plaza del Caribe, y recuerdo como hoy cuando pasé por su lado solo para respirar el mismo aire de esta hermosa chica con piel cobriza y pelo azabache. Incluso, yo le robé $20 a mi señora madre solo para comprarle una camisa a Pilar, algo que culminó con un castigo de 30 días y yo usando la blusa más fea del mundo. Maripily comenzó en el programa durante el verano como “la chica del jetski”, donde ella lo dio todo guiando la máquina acuática apagada, ya que ella genuinamente creía que la estaba manejando. Rápidamente se ganó el favor del público y el odio de sus compañeras, pues todo indicaba que sería la nueva trigueña que le robaría las portadas de Vea y Teve Guía. La señora Rivera estuvo poco tiempo en el programa, pues ella no estaba dispuesta a compartir las miradas con las otras chicas en bikini; así que cuando el programa decidió incluir el reguero de modelos de promociones de cerveza para la estampa veraniega, Pilar le dio una puñalá al Gangster y se fue a trabajar con el único caballero con menos talento que ella: Héctor Marcano.


Angelique Burgos “La Burbu”

 

burbu

Pelúa, picúa, esplayá y con un indeleble tatuaje de besito en la nalga, La Burbu se robó el corazón de los boricuas con sus frases pueblerinas y sus gritos de activaera. Conocida como “Panticito” en su natal Fajardo, no podemos negar que Burbuja ha sido la modelo más exitosa del programa. Con su carisma inigualable y su actitud de “¡a que te meto un bofetón!", llegó al programa por equivocación ya que se metió a Telemundo a buscar un baño porque se estaba orinando y el guardia de seguridad no la dejó orinar en el parking. Desde el primer momento la sinceridad y personalidad de la señora Burgos nos enamoró, y fue ella quien se quedó con el canto, haciendo que nos olvidáramos de modelos como "La gringa". Actualmente es animadora, locutora, empresaria, escritora y básicamente es la mamá de las pollitas de todo el Instagram.

Íbamos a continuar hablando de Doña Vianda, las bailarinas desnudistas Tabatha, La Marjorie, y Gina Moreno;  pero la primera murió, no encontré buenas fotos de las strippers y de Gina no diré más nada porque debo estar en su lista de personas a las que le va a dar un bofetón.

Será hasta una próxima ocasión.