Razones por las que todos detestamos a Pedro Juan Figueroa

Se escuchan los susurros en los pasillos hablando pestes de él, se nota en la cara de disgusto de la gente al verlo en la pantalla, y han sido decenas los que se han tirado del carro público cuando escuchan la risa forzada de este personaje: sí, todos detestan a Pedro Juan Figueroa.

ezgif3127115547-495895ce0d4dd4baabbe8cccc55ac9fd.gif

¿Pero quién es este personaje que engalana la televisión con sus desastrosas combinaciones de ropa y su mala imitación de La Comay? Pedro Juan nació en Ponce, pero a los ponceños nos da vergüenza ese dato, así que al igual que Tempo Piña Colada, se lo obsequiamos al municipio olvidado por Dios llamado Peñuelas.

El señor Figueroa se crió en el barrio Bélgica, el mismo lugar de origen de estrellas como Héctor Lavoe, mi abuelo Espartaco “Preño a todo lo que se me pare de frente” Zárraga, y el danzarino Yeyé, quien se robó el show en el video “Sususubir” de la diva Yolanda Monge. En Bélgica, Pedro Juan era conocido como Pedrito Guinea, por su extraña forma de correr cuando jugaban el deporte de “Te quedas” en el sector Anacahuita del barrio. Además, a su papá le decían "Tres peos", pero no puedo decirles el porqué del apodo ya que mi padre nunca me ha contado bien toda esa historia.

97-044d46ab78f71d64ac6d74c628b155e6.jpg
Aquí vemos a Pedrito jugando con su primo Petete en Juana Díaz

Este comunicador pasó toda su adolescencia sin amigos, pues era el que choteaba todas las travesuras del corillo, y pasó su infancia jugando briscas con las tías y tratando de dominar el juego “Operation” con las mismas pinzas que comenzó a depilarse las cejas. En sus años en la escuela Ponce High fue bautizado con el mote de “Tongolele”, pues sus apretados Wranglers marrón solían aferrarse a los recovecos más estrechos y oscuros de este paladín del chisme.

Hay que destacar que este caballero con figura de Dorito y alma de &#39Chacón dancer’, se graduó con honores, pues siempre se la pasaba con las maestras lamiendo ojo. Cuando Pedrín entra a la Universidad Católica en Ponce, pensó que tendría amistades, pero eso no sucedió pues este gustaba de llevar un Tupperware con arroz blanco, y patitas de cerdo (con mucho garbanzo) para comerlo en el centro de estudiantes, dejando una estela de peste a su paso, por lo que era imposible desear entablar una conversación con él. Pedrito pasó sus años de formación odiando a la humanidad, y sobre todo, odiándose a sí mismo.

animation3-ce7e87b2394cc75f77966a175c15c70d.gif

Nadie sabe con exactitud cómo llegó a tener “éxito” en los medios, aunque los rumores indican que en su resumé tiene varias puñalás en la espalda de sus colegas, pero lo que sí sabemos es que hoy es una de las personas más detestadas de la isla, superando a Ana Cacho, Gordi La Comehombres y los taxistas rompeubers. ¿Por qué el pueblo no soporta a este caballero que lo único que hace es “modificar” la verdad para ganarse el pan de cada día?

Aquí te decimos las razones por las que todos detestamos a Pedro Juan Figueroa.

6. Porque cree que nos creemos su papel del “más íntegro” y “que no rompe un plato”

5ab5ccfccfd34e28979bdad42f057ca0-866391637cadb38adff5a061df04403f.gif

Pedro Juan ha intentado sin una poca de gracia ser el moderador de un programa que vino a sustituir a la estaca donde amarran los programas de chismes: Súper Xclusivo de Kobbo “Ámenme y ódienme” Santarrosa. Al Pedrín carecer de humor y originalidad, intentó utilizar la carta que tan bien usó La Comay: el papel de la bochinchera de barrio que juega a ser moralista, mientras juzga a la gente. Claro, la única y pequeña diferencia es que La Comay era una muñeca y Kobbo se escudaba con la carta del “personaje” y la exageración.

Cuando Pedrín habla de que fulano se dio par de palos y lo vieron borracho, intenta meternos entre ceja y ceja que esa es la última falta a la pulcritud y santidad que tiene esta isla, como si aquí nadie bebiera ron. Para Pedro Juan la gente famosa no debe tener vida social ni meterse al cuerpo lo que les dé la gana… pero él sí puede hacerlo sin que lo señalen. ¡Qué mameyote!

5. Porque habla pestes de sus excompañeros de trabajo y jefes

e3060251a2004eadbf8282ac8a22f2b1-7df6542a9249fceab1ff41d320999fd8.gif

El señor Figueroa cada vez que cambia de trabajo, nunca deja las puertas abiertas. Este caballero no tiene piedad a la hora de hablar mal de sus excompañeros (en cámara o afuera) o pelarlos cuando estos han tenido incidentes.

Por alguna razón, Pedrín cree que está por encima de los gandules y que nunca va a necesitar la mano de sus colegas, si es que algún día lo botan de sus trabajos. Saudy Rivera, Silvia Hernández y hasta Soraya Sánchez, han sido algunas de las víctimas de la lengua venenosa y sádica de Pedro. Incluso, Rocky The Kid una vez en su programa El Despelote expresó que este no fue al funeral de Carlos Topacio Mamery (su excompañero), y que el día en Topy falleció se atrevió a comentar que iban a estar los números trepa’os, demostrando que no tiene sensibilidad ni ante la muerte de un amigo. Luego decidió dispararle una última verdad: “No vas a conseguir una persona que te ame”. Ouch.

4. Porque se come las cejas

cgctkhkuaaacavy-41dfa05f7f7fcc952a9deec6dec95858.jpg

No es un secreto que este periodista se come las cejas cuando le da estrés, es por eso que lo vemos con un fino camino de pelos sobre sus ojos. Algunos aseguran que el señor Figueroa se robó el look de la icónica escena en la película “Police Academy”.

Observe la comparación y llegue a sus propias conclusiones.

22-035e49244d174e1a5c82250ee5378355.jpg

3. Porque nos hizo darle la razón a Mr Cash, aunque tampoco lo soportemos

392218a35c78499a91e7c1c625685953-97de3ca28d4375851ccf623d3e91fc2e.gif

Cuando la guapísima Saudy “La arepa” Rivera tuvo un incidente que involucró a su compañero El JD y otro sujeto, Pedro Juan sacó sus garras y le pidió a la gerencia de Telemundo que reaccionaran, aunque todavía el suceso no estaba esclarecido. Básicamente Pedrín estaba pidiendo a gritos el despido de su excompañera, lo que provocó la furia de Josué “Mr. Cash” Carrión, quien desde su oficina en las redes sociales se la dejó caer a Pedro y poco faltó para que lo llamara “puerco”. Luego del colérico ataque de Josué, este borró los mensajes, pero no le pudo dar delete en nuestra mente a tan hermoso momento. Con todo el dolor en nuestra alma tuvimos que darle la razón al animador de “Sales de oro” y usurpador del estilo de Héctor Marcano.

2. Porque nos hizo olvidar la figura del primerísimo actor con el mismo nombre

fullsizerender4-f00fb4265079014b6104af16330a2ea0.jpg

Desde que yo era niño, al escuchar el nombre Pedro Juan Figueroa solo podía pensar en la gloriosa época donde se hacían producciones locales. El conocidísimo actor, quien en una etapa de su vida se entregó a la maldad y al Partido Popular Democrático, trabajó durísimo para que su nombre siempre fuera recordado al lado de tremendísimos actores como Braulio Castillo, Johanna Rosaly y Melwin "Chevy" Cedeño. De nada sirvió tanto esfuerzo para que ahora al oír ese nombre, solo pensemos en un bochinchero de quinta categoría.

1. Porque fabrica chismes

screenshot20150202at6-3e7cbb40e9cab91b6212894e0fc50fbd.jpg

Para el mes de febrero, Pedrito sacó del baúl del recuerdo un video donde un sujeto sostenía relaciones sexuales mientras le decía a la fémina “dime que eres penepé o lo saco”. El señor Figueroa decidió fabricarle un caso al también odiado legislador Georgie “Me gusta hablarle al oído a mujeres desconocidas” Navarro, alegando que este era el protagonista del video sexual.

¿Qué sucedió? El locutor Jorge Pabón “El Molusco” lo desmintió, pues en su programa de radio pudo contactar a la persona que aparece en el video. Luego de esto, Pedro Juan llamó “fracasado” a Molusco, y este le contestó. Pedro Juan nunca se disculpó por la fabricación de chisme que cometió, y se escudó bajo el argumento que usan todas las perritas básicas: "tengo enemigos en todas partes". Sin duda alguna, Molusco lo hizo quedar en ridículo. Además, Moluskein le dio una última punzada a su orgullo diciéndole lo mismo que una vez expresó su colega, Rocky The Kid: “nadie te quiere, Pedro Juan”.

Continuará…