Razones por las cuales el mono de Santurce no se quiere bajar del árbol

No quiere salir de la monotonía

Desde hace varios días el mono de Santurce está trepado en un árbol y no se quiere bajar, tanto así que tiene trabajando overtime a los funcionarios del Departamento de Recursos Naturales (DRNA) que han pedido refuerzos de medio mundo y no han podido bregar con el animal. Allí fueron y le pusieron una jaula con tres tristes guineos a los cuales el mono ha rechazado porque ya probó las frituras de La Placita que son mucho mejores. (Este mono vivirá en Santurce, pero no es hipster ni vegano) 

Los oficiales del DRNA han tenido que hacer lo que nunca, trabajar turnos de 24 horas bajo el calor de la Ponce de León pa' poder atrapar a este monito que vio un tutorial de Tito Kayak y está haciendo una hulega desde el árbol en contra de las monerías que se pasa haciendo el gobierno de este país. Pero, también tiene muchas otras razones para no bajarse de ese árbol y que los que lo esperan abajo se lamban el fin de semana completo allí.

Mono

Razones por las cuales el mono de Santurce no se quiere bajar del árbol

Tiene una deuda millonaria por tres croquetas en Lote 23

Fuentes de escaso crédito aseguran que el mono se comió tres croquetas de conejo con salsa de guayaba (combinaciones raras que hacen los hipsters) que cayeron el piso y ahora le quieren cobrar $23.50 por ese triste manjar.

Está puesto pa'l perreo sucio en La Placita

Ya este primate está familiarizado con la música urbana santurcina y está loco porque sea viernes en la noche pa' darse la vuelta por La Placita de Santurce, ver a los turistas dándose cariño extremo en público y si tiene suerte buscarse una monita que le baile como Mia Khalifa a Jhay Cortez.

La renta en Ciudadela es muy cara

En un principio vimos al monito pasar por los alrededores de Ciudadela, pero como él no es secretario de Educación no puede conseguirse un apartamentito barato allí, así que prefiere el árbol que es más cómodo y no tiene que pagarle un billete a en electricidad a LUMA.

Es un mono emprendedor 

Los "emprendedores" en Santurce están como cosa loca y el mono no se quiere quedar atrás. Está esperando que los del DRNA se cansen de esperarlo y va a montar su kiosko de dumplings de guineo con salsa de saliva de avestruz para que los hispters tengan algo nuevo que probar a unos humildes $17.65.

No supera la derrota de los Cangrejeros de Santurce y no se quiere montar en el bandwagon de los Mets

El monito de Santurce es bien fanático de sus Cangrejeros y contrario a los muchachos del Choli que ya andan por el Quijote Morales con camisas de los Mets, este humilde primate no quiere cambiarse de equipo y realiza una huelga de hambre desde el árbol.

Esas son algunas de las monerías que podría estar planificando este humilde ser que anda por las calles de Santurce y que pronto se da la vuelta por San Juan, cuando dejen de estar velando. Mientras tanto, seguirá haciendo su monocultivo en el árbol y esperando que le abran el Centro de Bellas Artes para contar toda su experiencia en un monólogo. (A la verdad que ustedes son bien charros) 

Mono