Razones por las que las sex symbols no encuentran el amor

“La suerte de la fea, la bonita la desea”

Puerto Rico es una isla que le encanta el perreo, el sexo sin condón, los moteles, pero sobre todo les encanta el amor. Cada vez que dos famositos anuncian que están saliendo, los boricuas se emocionan porque llevan años tratando de superar el fallido amor de Adamari López y Luis Fonsi, y aún no han podido hacerlo; así que cada nueva pareja nos da la oportunidad de soñar con que el amor existe.

maripily

Después que los habitantes de este islote tropical se escandalizaron porque la modelo y presentadora Mimi Pabón aparentemente estaba compartiendo saliva con el cantante y su cuasiprimo Rafa Pabón, El Nalgorazzi informó a menos de una semana de la noticia en su cuenta de Instagram que la relación fue más corta que un jumping jack hecho por la enanita que sale en el programa El Remix.

La patrona de los globos negros Patricia Corcino, la influencer de Las Américas Andrea de Castro y la mini locutora Jacky Fontánez son solo algunas de las símbolos sexuales de estos tiempos que no logran hallar su alma gemela. ¿Por qué estas guapísimas chicas no encuentran a alguien que las soporte más de dos meses? ¿Por qué, oh gran diosa taína Guabancex, por qué?

Con toda la irresponsabilidad del mundo, vamos a darte cinco razones de porqué las sex symbols de PeErre no triunfan en esa aventura llamada AMOR.

cupid

5. Los caballeros solteros se intimidan con estas chicas cotizadas/bendecidas/guerreras

Los hombres modernos fueron criados jugando Nintendo en un sofá, así que todo lo que requiera estrategia para una conquista amorosa es algo que ellos definitivamente NO comprenden, pues se creen que todo se resuelve disparando a la pantalla con un control remoto. Carentes del ‘game’ necesario para enloquecer a cualquier mujer promedio, es bastante difícil que puedan tumbarse una jeva que tiene muchísimos pretendientes. No solo eso, sino que no se atreven a echarle maíz porque saben que es bastante posible que sean uno más en la multitud de chicos sedientos, además de que perderían su dignidad intentando ganar con un “¡diablo, qué ricas estás!”. Curiosamente son los hombres casados los que sí se van esboca’os y se tiran hasta con los tenis en ese mar de seductores comentarios.

andrea

4. No hay persona que aguante tantos piropos a su pareja

Si ocurre el milagro de que algún tipo logre ganar con una de las sex symbols boricuas, tiene que estar preparado para leer los 3,000 piropos que le zumban por minuto en sus redes sociales. Esto es algo que no cualquier persona aguantaría (claro, solo una persona en Puerto Rico, pero no diremos quién es), porque no es fácil entrar a ver la foto que tu novia famosita subió a Instagram, y de repente tienes que leer que le están ofreciendo “mazorcazos” y “lambías” a diestra y siniestra. A menos que Diosito te haya bendecido con el poderoso don de la paciencia, no vas a poder bregar con tantas ofertas de lenguas sucias intentando chupar a tu pareja.

andrea

3. Ellas sencillamente no tienen tiempo

En el faranduleo de estos tiempos de la Internet, el ‘timing’ es algo vital. Con tanta modelo que nace en las redes, estas chicas de protuberantes carnes y pequeños bikinis tienen que aprovechar el momento en que están “on faya”, ya que si la dejan caer, otra les va a robar los likes. Una vez están guisando (que eso consiste en viajar, promocionar trajes de baño y vender los servicios de alguna estética), no pueden perder tiempo en una relación que solo las atrasaría. Otro dato importantísimo es que una mujer enamorada es una criatura que va a engordar sí o sí, ya que las parejas felices solo hacen dos cosas: pelear y comer. Estas chicas no pueden darse el lujo de subir de peso, y tampoco pueden envolverse en una relación que les quitaría tiempo para subir las 400 fotos que suben al día.

2. Mal cintura game

La realidad es que “cintura game” no es el nombre correcto, pero no pude poder el verdadero término para que las comunidad de “Los Siempre Indignados” no me haga un boicot en las puertas de El Calce. Siempre que un hombre guapo, adinerado y famoso no encuentra el amor, todos van a lo básico: tiene un pene petite. Así que fieles al principio de la igualdad, cuando una mujer famosa y hermosa no consigue pareja, es porque es bastante posible que tenga un mal “cintura game”, que no es otra cosa que el swing durante el coito. Esta es una de las razones más poderosas, pues no hay nada peor que tener sexo con un mueble. No nos dejemos llevar por sus dotes en los videos de los bailes que suben a las redes, pues alguna gente es suelta de piernas cuando está parada, pero trinca en posiciones horizontales.

1. Francis Rosas ya está casado

No queríamos decir el nombre, pero creemos que la única persona con la paciencia necesaria para ser esposo, amante y fotógrafo de una famosita lo es el señor Francis Rosas. Lo siento, muchachas; será para una próxima ocasión, ya que en esta vida ganó Natalia Rivera.

natalia