¿Quiénes son esos? La sangre nueva que está nominada al Latin Grammy

Pa' que no anden perdidos y preguntando...¿Quién es ese?

LATIN GRAMMY-MEJOR NUEVO ARTISTA

El Latin Grammy al mejor artista nuevo suele ser uno de los premios más codiciados, pues sólo puede ganarse una vez en la vida y ayuda a abrir muchas puertas.

La lista de este año incluye a 11 contendientes de diversos géneros, países y edades, en su mayoría jóvenes apenas empezando pero también algunos más veteranos. Muchos han sonado con fuerza en la radio y los servicios de streaming el último año.

A continuación un quién es quién entre los nominados. Los Latin Grammy, en su 22da edición, se entregan el jueves en Las Vegas.

GIULIA BE: Cantante y compositora pop brasileña de 22 años, Giulia Be firmó contrato con Warner Music Brasil en 2018 y lanzó el tema “With You” con el DJ brasileño Zerb. Al año siguiente tuvo su primer éxito con “Too Bad”, tema central de la telenovela “O Sétimo Guardião”, y apareció en las listas de popularidad de Portugal con “Menina Solta”. El año pasado lanzó el EP “Solta”.

MARÍA BECERRA: Poco antes de ser una de las cantantes argentinas más escuchadas del último año, María Becerra era una YouTuber cuyos chistosos videos generaban millones de vistas. Pero su verdadera pasión no era la comedia, sino la música, y en 2019 debutó con el sencillo “222” y este año lanzó el EP “Animal, Parte 1” seguido de primer álbum, “Animal”. Sus éxitos recientes incluyen “Wow Wow” con Becky G, “Antes de ti” con Rusherking, “Mal acostumbrao” con Mau y Ricky y “Qué más pues?” con J Balvin.

BIZARRAP: Nominado también a mejor fusión/interpretación urbana (por “Nathy Peluso: BZRP Music Lessons, Vol. 36”), mejor canción de rap/hip hop (por “Snow Tha Product: BZRP Music Sessions, Vol. 39”) y productor del año, Bizarrap se perfila como uno de los favoritos en la categoría. El productor y DJ argentino de 23 años, que se especializa en géneros urbanos como el trap y el rap, ha figurado en las listas de popularidad con sus “sesiones musicales” con Nicky Jam, Nicki Nicole y Anuel AA, entre otros.

BOZA: Mientras crecía en el barrio La Meri de Panamá, Boza no tenía en mente una carrera musical, mucho menos llegar a los Latin Grammy. El éxito internacional “Hecha pa’ mí” le mereció la nominación al músico urbano de 24 años, que comenzó su carrera a los 17 fusionando dancehall y R&B con la “canela” panameña tras una adolescencia difícil. Con temas que también incluyen “Ella”, “En la luna” y “Perreito salvaje”, Boza ha dicho que la música lo salvó de una vida de delincuencia y vicios en su barrio. El video de “Hecha pa’ mí” suma más de 100 millones de vistas en YouTube y este mes lanzará “Bucle”, su segundo álbum.

ZOE GOTUSSO: Zoe Gotusso se salió de su zona de confort al dejar un dúo en ascenso en Argentina para seguir como solista en lo que califica como el momento más difícil de su vida. Su instinto, sin embargo, la llevó a una de sus mayores alegrías. La cantautora de 24 años recibió dos nominaciones al Latin Grammy con su álbum debut, “Mi primer día triste”, incluyendo no sólo a mejor nuevo artista sino a mejor canción de pop-rock por “Ganas”.

HUMBE: El cantautor mexicano de 21 años debutó en 2017 con el disco “Sonámbulo” y tres años después lanzó el EP “Soy Humbe”, pero fue “Entropía”, lanzado el pasado marzo, el que le valió el reconocimiento de la Academia Latina de la Grabación. Humbe comenzó a tocar piano a los 9 años y ya de adolescente sabía que quería dedicarse profesionalmente a la música. En días recientes lanzó “Aurora”, su segundo álbum completo en 2021.

RITA INDIANA: A sus 44 años, Rita Indiana es la mayor en edad del grupo. La cantautora y escritora dominicana volvió al ruedo musical luego de una década de ausencia con “Mandinga Times” en 2020. Autora de seis novelas y varios libros de cuentos cortos, debutó en la música en 2010 con el elogiado álbum “El juidero” antes de reaparecer el pasado noviembre con un disco “apocalíptico” independiente producido por el laureado ex Calle 13 Eduardo Cabra, abordando desde la corrupción impune hasta el tabú en torno a la homosexualidad a través de ritmos como dembow, heavy metal, merengue, gagá tradicional, electro-boogie, punk y rap.

LASSO: Luego que no fue nominado en 2020 tras haberlo intentado con una serie de EPs que en conjunto conforman el álbum “Cuatro estaciones”, el cantautor venezolano estaba consciente de que 2021 era su último chance: el máximo de discos de larga duración para poder competir como mejor nuevo artista son tres, y a sus 33 años ya tenía “Sin otro sentido” (2016) y “El exilio voluntario de una mente saturada” (2017). Lasso, quien proviene de una familia de artistas, se inspiró en “Las cuatro estaciones” de Vivaldi para su disco conceptual sobre una relación que progresa mientras va avanzando el año, con 21 canciones que incluyen dos colaboraciones con Danna Paola y una con José Madero de PXNDX.

PALOMA MAMI: Paloma Mami es una de las intérpretes urbanas del momento gracias a canciones como “No te enamores”, “Qué rico fuera” con Ricky Martin y “QueLoQue” con Major Lazer. La cantante chilena-estadounidense de 22 años, cuya música combina naturalmente letras en español e inglés, comenzó a rapear a los 17 y al poco tiempo conoció a unos productores con los que grabó su primera canción, “Not Steady”. Este año lanzó su primer álbum, “Sueños de Dalí”, con éxitos que incluyen “For Ya”, “Religiosa” y “Traumada”.

MARCOS MARES: El cantautor mexicano de 28 años virtió el dolor del desamor en un EP de cinco canciones que le mereció la nominación. “curitas”, su tercera producción después del álbum de 2019 “Estas canciones me recuerdan a ti” y el EP de 2014 “Para ella”, mezcla estilos musicales como ranchera, chachachá, bachata, pop, R&B y trap, y la palabra “curita” figura en canciones como “amable” y “bebé”. Criado en un ambiente musical, estudió becado en Boston, en la prestigiosa escuela Berklee, donde comenzó a escribir sus propias canciones. En 2017 tuvo un éxito viral, “Flaquita”.

JULIANA VELÁSQUEZ: Juliana Velásquez encontró refugio en la música escribiendo canciones sobre temas de su vida de los que no se atrevía a hablar. El ejercicio de catarsis desembocó en un álbum y le mereció su primera nominación al Latin Grammy. Con un estilo “retro” que le atribuye a su amor al mariachi y una voz sublime pero llena de inflexiones y emoción, la cantautora colombiana de 23 años, que comenzó su carrera de niña en televisión, debutó oficialmente en la música con “Juliana”. El álbum de 11 cortes comienza con “Montaña rusa”, que creó en medio de la pandemia con la ayuda de sus fans en Instagram, e incluye los sencillos “Dolor anticipado”, “Juro” y “Presiento”.