Es más probable que tengas sexo con tus colegas esta Navidad

Una de las grandes certezas de la vida, es la muerte. Después le siguen los impuestos, el saber que tenemos que trabajar para darnos la vida que queremos, y bueno, en algún momento nos llega a pasar que estamos más tiempo en la oficina que en nuestra casa o con nuestra familia.

Las oficinas son lugares extraños. Después de los seis meses, la realidad comienza a deformarse imperceptiblemente. Lo que antes era ridículo ahora parece normal. Tal vez sea el estar en el piso más alto del edificio, o las cuatro paredes sin rostro que nos hacen pensar: ¿Pero qué "buena" está Janet (por poner un nombre), la divorciada de mediana edad en este momento?

gif

Un nuevo estudio, realizado por Reboot Digital, quien observó a unos 2,000 profesionistas y sus relaciones en el lugar de trabajo. No solo reveló que los bolígrafos que se sumergen en tinta de oficina son mucho más comunes de lo que algunos podrían pensar (lo que quiero decir es que el 45% de los encuestados admitió haber tenido amoríos con un compañero de trabajo), pero que dichas relaciones eran mucho más propensas a realizarse en invierno.

Dos tercios de las abejas obreras interrogadas indicaron eso. Siendo que casi una cuarta parte de los jefes encuestados prefería que sus empleados no salieran entre ellos (con un 12%) y una quinta parte de estos encuentros se involucraban con alguien que ya estaba casado, ¿por qué todos comienzan a venir sin vergüenza? ¿cómo le hace Santa Claus?

gif

Principalmente se trata de la fiesta de Navidad de la oficina, donde más del 30% de los "primeros besos" se producen. Es ahí donde todo un año de fantasías ausentes y el ¿qué podría pasar?, se convierte de repente en algo sorprendentemente real y el único recurso es la embriaguez comunitaria.

No hay una oficinista viva que no se haya visto acorralada por las patas de gallo de un director de comunicaciones poderosamente ebrio, que la tome en sus brazos y extrañamente le diga: "Eres bonita".

Por lo general, Janet, podría responder NO, NO PUEDO UH, "SOY GAY". Sin embargo, en la fiesta de Navidad de la oficina, todos se ven lo mejor posible y el alcohol fluye excepcionalmente con libertad en el aire.

gif

La matemática social, entonces, no llega a ser la más misteriosa de las conclusiones:

Te levantas por la mañana habiendo hecho el año de Janet más interesante. Ella te supera en el trabajo. Tu vida posiblemente se haya acabado: pues el 6% de los encuestados dijo que había perdido su trabajo debido a las burlas, y el 9% dijo que incluso había tenido que buscar un nuevo empleo.