¡Orgullo nacional! Aborígenes motorizados hicieron historia

Salieron de sus bateyes a reclamar la brea

Empecemos diciendo que la policía de Puerto Rico activó hasta el helicóptero, pero bendito, al Rey Charlie y su tribu no los detenía nadie. Esos muchachos tenían en mente hacer historia y poner el nombre de su islita bien alto. ¿Usted entiende? ¡VAMUARRIIIIIIIIIIIIIBA!

Este grupo de aborígenes motorizados logró organizarse perfectamente y llevar la fiesta en paz por el bien de las calles boricuas. Así fue que arrancó la cosa en la #1… Se te hinchará el pecho de orgullo.

Según lo aseguró el cacique Charlie, esta iniciativa fue para apoyar la economía del pueblo y demostrar que se puede correr motoras sin problemas. ¡LIDERATO!

A continuación, puedes apreciar cuando los aborígenes realizaron maniobras en sus aparatos motorizados y al son de hermosas poesías taínas. Esto fue en Río Grande, pueblo de doncellas y príncipes azules.

Es importante que pares el oído, porque esta no fue la última corrida. Vienen más. El discurso del cacique Charlie fue muy inspirador luego de tan exitoso julepe.

¡Enhorabuena! ¡Orgullo boricua!