¡Como nalguita de bebé! El Gobe se quitó la barba

¿Qué le habrá dicho Bea?

El honorable gobernador de TODOS los puertorriqueños se despidió de su cabellera facial y sus cachetes lucen mejor que nunca.

Las imágenes han consternado a las doñitas pubertas y han levantado pasiones en la juventud revolucionaria. El líder supremo de la colonia mantuvo su cheguevariana barbita por varios meses.

Se comenta en la diáspora neoyorquina que la afeitadita es parte de un esfuerzo colaborativo para seguir echando a Puerto Rico hacia adelante.

Aquí las contundentes imágenes: