MovieRican: WW84 es el shot de coquito cinematográfico que necesitas

Llega el MovieRican a El Calce a brindar con pitorro peliculero. Su primera entrega analiza la película Wonder Woman 1984. ¡Salud!

Cuando Wonder Woman se estrenó en 2017, mostró un lado más claro del, en ese momento, bastante oscuro y áspero DC Extended Universe, así como una entrada revolucionaria en el mundo de las películas de superhéroes que se atrevió a distinguirse del resto (aparte de tener mujeres dirigiendo y protagonizando la película). Ahora Wonder Woman 1984 lleva esa esperanza y ligereza a alturas aún mayores.

Para la secuela, la directora Patty Jenkins regresa y asume tareas de guion junto con el guionista de DC Comics Geoff Johns y el guionista David Callaham (The Expendables, Ant-Man). La misma intercambia las aventuras cinematográficas de Diana Prince (Gal Gadot) de Primera Guerra Mundial que devastó Europa para los Estados Unidos de la década de 1980s (y todo lo que conlleva eso), siguiendo a la princesa amazónica mucho después de haber perdido a los amigos sobrevivientes que ganó en la primera película. Wonder Woman 1984 está llena de esperanza, amor y optimismo, que ofrece acción de superhéroe impresionantemente con un corazón sentimental.

Intentaré ser lo más vago posible con la trama y los spoilers, ya que son muy intrínsecos a todo.

Este nuevo capítulo de la historia de la Mujer Maravilla muestra a Diana Prince viviendo tranquilamente entre los mortales en la vibrante y elegante década de 1980s, una era de excesos impulsada por la búsqueda de tenerlo todo. Aunque ha alcanzado todos sus poderes, mantiene un perfil bajo, curando artefactos antiguos y solo realizando sus actos superheroicos de incógnito. Pero ahora, Diana tendrá que dar un paso directamente en el centro de atención y reunir toda su sabiduría, fuerza y coraje para salvar a la humanidad de un mundo que ellos mismos crearon.

ww84

Lo bueno:

Esperanza, amor y verdad: En el fondo, Wonder Woman 1984 cuenta una historia muy humana sobre el amor y la pérdida que se siente especialmente profética en el 2020, pero la película nunca pierde la esperanza o la fe en la bondad suprema del mundo y los que viven en él que hicieron de la primera entrega un clásico casi instantáneo del género con el público.

Diana, en las manos de Gadot, encarna esa esperanza y optimismo en todos los sentidos, a veces hasta el punto de que se siente demasiado irreal en un año lleno de tanta pérdida (que puede ser el cínico cansado que vivió/vive en mí este año hablando o pensando en eso específicamente), pero ese idealismo ciego también es reconfortante en su firmeza. Pero cuando la película comienza a cerrar lo que se daba, los guionistas le ofrecen un poderoso monólogo que se siente oportuno e importante, especialmente para [email protected] jóvenes Diana Prince que están viendo la película.

Los héroes:

Hablar de esta película y no hablar de los cuatro personajes principales y los actores detrás de ellos sería un desperdicio. Gadot nuevamente aporta una cantidad igual de vulnerabilidad y fuerza al papel de Diana que le da a Wonder Woman una presencia de pantalla dinámica única. Wonder Woman 1984 se ve impulsada aún más por el turno de Pine como Steve Trevor, trabajando bien para asentar a Diana en una humanidad que podría ser difícil para una princesa amazónica. Su dinámica es tan encantadora como en la primera película, con Pine aportando mucho humor a su papel inocente tal como Gadot hizo en el 2017.

Los villanos:

Pero lo que realmente me gusta de esta película es que tanto Diana como Steve se yuxtaponen bien con los villanos, interpretados por Kristen Wiig y Pedro Pascal, quienes tienen sus propios arcos que funcionan para mostrar otros lados de la humanidad durante la edad de oro del exceso. La mejor manera de describir el papel de Pascal es lo que obtienes cuando mezclas el Lex Luthor de Gene Hackman, el Loki de Tom Hiddleston y cierta figura política que fue/es prevalente tanto en la década de los 1980s como en la actualidad (no voy a decir quién, pero comienza con D y termina con -onald Trump).

Al mismo tiempo, obtienes a Wiig que lo primero que pensé que podría ocurrir exactamente la misma historia de Electro de Jamie Foxx en The Amazing Spider-Man 2 o Riddler de Jim Carrey en Batman Forever (persona ignorada admira al héroe, todo el mundo le pasa por la piedra, se convierten en villanos). Pero la película decide girar con fuerza hacia el otro lado (llegaremos a eso un poco más tarde) donde la historia de Barbara aterriza mucho mejor que lo que hicieron con los villanos en la primera película (Ares, Doctor Poison y Ludendorff) donde ellos todos eran solo personajes y completamente fuera de línea con el resto de la película. Ambos son magnéticos, poderosos, pero sobre todo, humanos en la pantalla.

Momentos superheroícos:

Si bien la primera película de Wonder Woman puede haber sido más una historia de origen, Wonder Woman 1984 muestra mucho a Diana como una superhéroe en todo sentido de la palabra, y las piezas de acción reflejan esto. La directora Patty Jenkins, quien nuevamente tiene momentos donde su inspiración clara es Superman del 1978 y Raiders of the Lost Ark, se asegura de mostrar a una Mujer Maravilla que se siente cómoda con sus poderes, y es emocionante ver a la heroína deleitarse con su fuerza.

Pero también hay momentos en los que Diana impulsa sus habilidades y descubre nuevas facetas de su fuerza, que son igual de electrizantes. Aunque no hay una secuencia que reproduzca la impresionante y emocionante pieza de No Man's Land de la primera película, la secuela tiene una escena con Diana sola que se acerca. En total, hay mucha acción divertida que, en su mayor parte, se entrelaza hábilmente con la línea emocional de la película, todo lo cual se vería fantástico en una gran pantalla de cine.

El tercer acto:

Mientras que aprecio mucho los primeros dos actos de la primera entrega, hasta el punto en que creo que son impecables en la ejecución, el tercer acto se desmorona considerablemente ya que se convierte en una bonanza de efectos especiales mezclada con arte sin usar de God of War que no se usó en el videojuego. Jenkins escuchó claramente la súplica de muchas personas e hizo un tercer acto que, si bien tiene efectos especiales, no es su enfoque principal. Jenkins, Johns y Callaham se aseguran de que cuando lleguemos a este acto de la película, la historia de cada personaje esté terminando, cada decisión tomada a lo largo de la duración tenga una recompensa y tenga sentido para todos. Pero lo más importante, que el mensaje de la película sea 100% claro. Es claramente ambicioso, al igual que el resto de la película, pero el hacer esto ayuda que la película aterrice correctamente.

Lo malo:

Minucias temáticas: Donde Wonder Woman 1984 se tambalea un poco es en la mera duración de la película, que dura dos horas y treinta minutos. La secuela de Jenkins es una película de superhéroes en expansión con escenas de acción épicas y mucho corazón impulsado por los personajes, pero su ritmo se empantana en minucias temáticas, cuya importancia no se aclara hasta más adelante en la película, a veces mucho más tarde. Esto hace que el primer acto de esta película no sea tan limpio como los otros dos hasta que ocurren ciertas cosas. Pero si bien los temas de la película quizás se explican demasiado, la construcción del mundo real se pasa por alto mucho más rápidamente, culminando en una historia en la que el significado es claro, incluso cuando los puntos de la trama son confusos en el mejor de los casos. En última instancia, es perdonable, pero puede dejar a algunos espectadores frustrados por la historia y/o el ritmo de la misma.

ww84

Una de las tres historias principales:

Intentaré mantener mis referencias voladoras al mínimo, pero después de analizar la película y hablar de ella con Angelo de CinePR después de verla, es la mejor manera que puedo describirla. Parte de la razón por la que el primer acto no funciona es porque una de las tres historias principales comienza con el pie izquierdo y la comparé con un vuelo comercial que atraviesa turbulencias en la primera media hora de su viaje. Sí, como mencioné antes, Jenkins como directora y coescritora lo corrige a medida que avanza la historia, pero es muy desigual en cómo avanza el ritmo que sientes que realmente no iba a ninguna parte. Es una lástima porque hace que la película se desmorone un poco.

Al fin y al cabo, Wonder Woman 1984 ofrece una secuela ambiciosa en todos los sentidos, con el corazón y la historia emocional necesarios para mantener la base. Es una experiencia cinematográfica completa y sin duda se beneficiaría de ser vista en la pantalla más grande posible para obtener el efecto completo del ojo de director de Jenkins. Es una visita obligada para los fanáticos de la primera película, retomando los hilos de esa película y explorándolos de maneras nuevas y convincentes, particularmente en lo que respecta a la relación de Diana con la humanidad.

ww84

La secuela también personifica un optimismo que es absolutamente necesario en un año como 2020, lo que lo convierte en un watch excelente para cualquiera que necesite algo de esperanza este invierno, y con la película lanzada en HBO Max además de los cines, cualquiera que quiera ver el película, puede verla. Si bien es posible que muchos no puedan ver Wonder Woman 1984 en una gran pantalla de cine, sirve como un recordatorio de lo divertida, alegre y mágica que puede ser la experiencia de ver películas.

Rating: A-

Mira más gozo MovieRiqueño pulsando aquí