Maurim y Kiko Blade te dan BIEN DURO por el boquete

Esto es una carencia de pudor.

Durante los siglos de los siglos de los que habla la Biblia esa de la que te habla Almighty, pocas veces se ha visto una carencia de seriedad y unas ganas de joder como ahora.

Aún cuando nadie sabe porqué las horquetillas de Roy Brown son más frondosas que las de Chente, aún cuando ni siquiera ha existido alguien que obligue a Eyra a aprenderse una línea de las que recicla Wilson en la Lechonera El Boricua, aún con todos estos esfuerzos más humanitarios que Guaidó, Maurim Chiclana y Kiko Blade creen en ti.

Sí, sabemos que tú no crees en ellos, porque, ¿pa' qué? Pero pues…

O sea, tienen tan pocas ganas de triunfar que dedicaron al menos tres días de su vida a grabar el siguiente gozo. Por favor, saque la pieza y paquee con sativa pa' poder ver esto. Dese un pase si quiere. Estas dos personas merecen convertirse en una sorprecita de Cracker Jack.

Gocen, y cuidao' con los rotos. ¡Grandes!