Maripily VS Molusco: la doble moral de la farándula

La farándula actual está sedienta de likes, pero no pueden bregar cuando se los vacilan.

Ok, como sabemos que nuestro público “no consume noticias de la farándula local”, y solo leen sobre economía y política internacional, vamos por partes con este dramón.

Jorge Pabón, mejor conocido como “El Molusco”, está 24-7 vacilando en los Internets y montándosela a sus colegas de los medios. Yo a veces no sé si Molusco duerme o tiene una mesa con monos amarrados monitoreando las redes sociales pa’ poder mangar todo lo que está pasando. Anyway, en los pasados días el senudo locutor subió una foto de Maripily en que se notaba la muscular área vaginal de la empresaria. Esto no debe sorprender a nadie, pues Pilar nunca ha tenido reparos en mostrarse tal cual es.

image3-c902b0837b2214f15e071c3635f1af46.jpg
La perturbadora imagen parece sacada de la película “Tremors”

Luego de eso, Molusco subió una imagen de Pilar con un &#39caption&#39 que desató la ira de esta amante de las sábanas pelúas blancas.

image11-9cc65677da134e1ac9db008df28c2e9d.jpg

image23-fdb319dbb383c09761e4eeae518594a2.jpg

Molusco se vaciló la situación, y su mamá grabó un video insultándolo como haría toda madre. ¿Pero qué pasó? Llegó Zuleyka Rivera a meterse en la pelea y traer el tema del "bullying" once again.

image12-9f474777387665396f930837efc2392e.jpg

Rápidamente, salieron otras chicas de la farándula y le hicieron coro a la señora Rivera de "los abusos y la tiranía" de Molusco (y se tiraron el "no mention"). ¿Cuál es mi problema con esto? Que todavía, en pleno 2018, hay gente (especialmente figuras públicas) que quieran censurar cuando no les gusta lo que se dice de ellas, y lo hacen ahora con la excusa del "bullying". Para estas personas, las redes sociales solo se hicieron para darle &#39likes&#39 y halagar su belleza física, ¡pero ni pa&#39 Dios te los vaciles porque se enchisman!

 

Si las ofendidas y los ofendidos (y las personas y los personos para que todos se me enchismen por igual) no se han enterado, lo que Molusco dice de ellas es lo que muchísima gente piensa y comenta, solo que él tiene un poder de convocatoria diferente, por lo tanto es la voz de toda esa gente se los vacila. ¿O acaso ellas creen que los constantes halagos que reciben de los caballeros sedientos son la verdad absoluta? No, mis niñas, a todas las enchismadas se las tripean hombres y mujeres. Nadie las odia, nadie las envidia, nadie desea tener sus vidas de fantasía editadas en una foto de Instagram. Lean bien: NADIE. 

Estas chicas tienen fans, pero también hay gente que NO consume lo que hacen, pero ellas y ellos (especialmente los bebos del reguetón que siempre tienen enemigos imaginarios) creen que cuando la gente se expresa, se los tripean o los critican, es porque es "bullying, bla, bla, bla" y rapidito pegan a llorar. Cuando los muchachos de la farándula entraron a los medios, ¿qué esperaban? ¿O es que solo creían que los iban a aplaudir? ¿Realmente creían no se los vacilarían ni los criticarían? Sí, mis amores, ese es el precio de la fama. Si usted quiere un constante aplauso por todo lo que hace, para eso están sus padres, no la gente de las redes sociales.

13015455618661958286976540836864045695582n1-8e13075784fa52d529d2a071afaa0faf.jpg
No hemos actualizado la imagen, pero Pilar sigue teniendo las mismas sábanas

Molusco ahora es "la víctima del nuevo boicot" (movimientos que siempre fracasan) porque se supone que los medios de comunicación son para "comedia sana" (con los mismos chistes repetíos del 1985) y para hablar de temas culturales… ujum, porque en los programas que trabajan estas muchachas solo se habla de literatura y música clásica. Yo le tengo terror a la censura, prefiero ver gente en los medios con la que no esté de acuerdo con su forma de pensar y que se expresen sin miedo, a que todo siga plástico y vacío como una novela de Miami, donde solo predomina "gente linda" que no dice nada por no ofender.

By the way, es curioso que algunas de las indignadas usan diferentes varas a la hora de hablar de "burlas". Si quieren un mundo donde "no haya vacilón y solo hablemos de amor al prójimo", hay que tener consistencia en su crítica.