Los momentos más intensos del “nuevo” programa de La Comay

Aquí está la reseña NEUTRARRR del regreso de Kobbo y Travieso.

Eran las 5:55 de la tarde, y todo Puerto Rico estaba paralizado ante el regreso de la patrona del chisme. Sus acérrimos fanáticos lloraban ante “la salvadora de las tardes” y sus intensos detractores creían que se abrirían las puertas del infierno tan pronto saliera la voz que dijera “es la reina del bochinche”.

kobin

Después de varios años en que varios alcaldes de la isla pudieron dormir tranquilos con sus chillas, el señor Kobbo Santarrosa junto a su fiel lazarillo Héctor retornaban para traer de vuelta la televisión de la década del noventa. Con un programa más soso que un plato de arroz de un diabético, La Comay volvió para devolverle a la gente eso que tanto le gusta. ¿Pero cómo estuvo el programa? Vamos paso por paso por los momentos más intensos del “nuevo” programa de La Comay.

travieso

5. El intro provocó varios infartos en su público

Cuando salió la clásica música que anunciaba el comienzo del programa, a Puerto Rico se le estremeció el pecho después de no haber escuchado ese hermoso sonido desde 2013. La Comay, quien ahora se parece a Evelyn Vázquez y tiene el mismo tinte rubio que Natalia Rivera, lucía algo derretida, pero renovada, aunque no podemos decir lo mismo de Héctor Travieso, quien no sabe lo que es un barbero desde aquellos viejos días donde lo recortaban gratis por un intercambio. La silla actual no luce igual de imponente que el viejo trono de la maldad, pero recordemos que La Mega no tiene tanto budget como para comprarle un sillón digno de la reina del cotilleo. Es un milagro que no la hayan sentado en una silla plástica blanca de las que venden en Kmart. Sin duda alguna, fueron unos 20 minutos bastante intensos y sin anuncios.

travieso

4. El clásico y despeinado baile de Héctor Travieso

Uno de los momentos más infartantes fue ver al siervo del señor Santarrosa tratar de bailar como hacía en antaño. Don Héctor, cuyas rodillas suenan hasta cuando se mueve en la cama mientras está durmiendo, lo dio todo para poder sacarle carcajadas al público. Con su ridículos bailes y su pinta del Espantapájaros del Mago de Oz, Travieso hizo una perfecta actuación en lo mejor que sabe hacer: humillarse. Yo no sé cuánto puedan aguantar las rodillas del otrora actor, pero la realidad es que si lo dejan hacer ese bailecito varias veces por semana, terminará sin poder moverse de la silla y con La Comay haciendo el programa pará.

travieso

3. El vacilón a la competencia

La Comay no puede regresar a la televisión sin lo mejor que saber hacer: bullear a la gente. Sin mencionar nombres de la competencia, La Comay comenzó a decir entre carcajadas que traía “los mejores chismes”, entre ellos el de figuras como Andrea de Castro y la exesposa de Chicky Starr. Aunque muchos odien a Kobbo, hay que destacar que no es cáscara ‘e coco hacer un programa de una hora y cinco días a la semana por muchos años; y Kobbo no solo lo hizo, sino que lo mantuvo en primer lugar por muchísimo tiempo. El señor Santarrosa se burló de sus rivales porque sabe que estos la mayoría del tiempo se limitan a recoger chismes de Instagram, y halan por los pelos cualquier bobería para rellenar por una hora. No es que ahora vayan a cambiar totalmente ese formato, es que tienen que apretar porque sino “el efecto Comay” les va a pasar por encima. Casi seis años después, el boricua prefiere ver bloopers en repeat mode que chuparse entrevistas a influencers sobre sus fracasos amorosos.

kobo

2. La entrevista súper exclusiva a Ozuna

Juan Carlos Ozuna lleva en la candela desde hace varias semanas cuando mataron a su expanita Kevin Fret, y luego salió a relucir la existencia de un video sexual. Mientras los otros programas solo pudieron entrevistar al manejador del cantante o a su contradictorio abogado, la gatillera del señor Santarrosa, Sylvia Hernández, viajó para entrevistar al cantante. Sylvia, experta en el arte de indangar como Margarita Aponte, comenzó la entrevista con una sutil y elegante pregunta: “¿tú mataste a Kevin Fret?” Ozuna, quien no sudó, pero si estaba culitrinco, contestó con la misma sonrisa pasmá que cuando tu esposa te manga un mensaje de texto comprometedor. Si bien es cierto que el artista urbano estaba demostrando tremendo temple, también hay que decir que se disculpó por vez #685 con su público por haber aparecido en un video autogratificándose por 500 pesos. Ozuna le prometió muchas cosas buenas a sus fans, no sin antes recordarles que el “perdón tour” seguirá hasta que otro reguetonero se meta en una candela y la gente se olvide de lo que Ozuna hizo en su juventud.

Mira también:

Aquí está el Fashion Review de La Comay

Y, la número uno….. ¡¡¡Ponme tensión!!

1. Wapa responde con una gran sorpresa: ¡trae a Pedro Juan Figueroa!

La gerencia de Telemundo y Wapa saben que ahora las cosas cambiaron. No solo tienen más competencia, sino que básicamente van contra el programa que los boricuas estaban pidiendo. Para virarle la tortilla a Mega TV, la genial gerencia de Wapa decide traer de vuelta a la persona más odiada de Puerto Rico: Pedro Juan Figueroa. Esta debe ser, sin duda alguna, una de las movidas más porquerías en la historia de la televisión puertorriqueña.

talia

O sea, mientras miles de personas se sentaban en su casa para ver el retorno de la que una vez fue la favorita de las encuestas, y hasta se metieron a locales a beber ron mientras observaban el show, “Lo sé todo” decide sorprender a su público con una persona que no la quieren ni en su natal Ponce. ¡Dense un fuerte aplauso, Wapa! ¡Bien juga’o! ¡Eguuuuuro!

No podemos dejar pasar que el programa de La Comay quedó medio flojito, careció de auspiciadores y están medios apreta’os si quieren hacer televisión del noventa en la era de las redes sociales. Vamos a ver qué sucede en la marcha. ¿Cuántas enaguas le damos al primer capítulo? Por ahora, solo merece 2 de 5 enaguas. Ahora vamos a la pregunta que todos se están haciendo: ¿quién será el próximo integrante en traicionar a su producción e irse con La Comay?