Los momentos más intensos del concierto “Como antes”

Un análisis NEUTRARRR por Tío Macetaminofén. ¿Se siente bien? Bien a fueguillo, claro está.

La noche del sábado me unté WD-40 en las rodillas para ir a disfrutar del repertorio de “los líderes”. Después de un par de años de ausencia, los sacerdotes del perreo Wisin y Yandel, volverían a presentarse en el templo del reguetón. Sigo la carrera de este dúo desde que grababan sus videos en basureros clandestinos con DJ Dicky, así que los he visto en concierto en el Choli unas cuatro veces.

Llandel Veguilla Malavé y José Luis Morera nos tienen acostumbrados a espectáculos llenos de energía, gritos femeninos, y perreo del bueno; pero en esta vez creo que hubo algo diferente. No se confundan, el show estuvo bastante bueno, aunque sentí que tuvo demasiados altibajos, no tuvieron la mejor selección de canciones y dejaron afuera muchos palos que eran pedidos a gritos por el público cuarentón.

gif

Repasemos los momentos más intensos del concierto “Como antes”

5. La entrada de “los poderes”

Wisin y Yandel siempre tienen entradas memorables, y esta vez no fue la excepción. El dúo simuló llegar en una nave espacial desde el planeta “Veinte uñas”, aunque todos sabemos que venían desde el lejano Cayey. Al salir a la tarima, los fanáticos comenzó a gritar efusivamente como si fuesen jóvenes y estuviesen en el 2005. Desde el saque, W y “la leyenda” se echaron al público al bolsillo de sus ceñidos pantalones, que no solo fue a recordar los mejores momentos de su pasado, sino que estaban dispuestos a sacrificar sus rodillas al son de reguetón en lo oscuro. Obviamente, Wisin gritó “¡LATINOOOOOOOOOOOOO” y la fanaticada enloqueció. Hay que destacar que parece que había un especial en blusas y faldas con brillito porque todas las chicas estaban vestidas iguales.

wY

4. El gran junte de WY con Zion y Lennox

Quizás los más jóvenes desconocen este dato, pero hace muchos años Wisin y Yandel tenían animosidad con Zion. Antes de que “los vaqueros” fueran ese gran fenómeno musical, también tuvieron un difícil comienzo en el que no siempre fueron bien recibidos. En una ocasión, decidieron hacer un concierto en Mayaguez… y este se escocotó. Cuando Zion presenta a Arcángel y De La Ghetto en “Sangre nueva”, “la melodía perfecta” le tiró a Wisin y Yandel diciéndole “que él no tenía conciertos escocotaos”, y ambas compañías (WY Records y Baby Records) tuvieron una tiraera en la que brilló la pelea entre Franco El Gorila y Papi Arca.

zion lennox wisin yandel

Con la madurez y las canas entre estos exponentes, decidieron limar asperezas para colaborar. En “Como antes”, La Z y La L llegaron con el tema “Me pones en tensión” y aquello fue como llegar a un baby shower sin regalo. La gente estaba confusa, pues la canción es de las más flojas de su repertorio. Lennox casi no podía caminar, y menos podía cantar. Zion y Lennox son de mis dúos favoritos, pero en esta ocasión la energía se quedó en el camerino, junto a la máquina de terapia respiratoria de Lennox.

3. Ricky Martin y Maluma… el momento para ir a comprar cervezas

Tengo que comenzar diciendo que Ricky Martin no solo es el hombre más hermoso del planeta, sino que es la estrella más importante de Puerto Rico. Ahora, en el reguetón Ricky tiene el mismo sabor que una maicena hecha para un diabético. Su voz engolada y sus movimientos de cadera como si estuviese haciendo la danza del coito en alguna aldea africana, no sirven para el reguetón. El dembow se trata de soltarse y dejar fluir el ritmo, y la voz de Ricky es tan smooth en este género como bajarse media libra de pan sobao con jugo de pera. Si la presentación de Ricky fue un boquete, peor fue Maluma que tiene la gracia de un lavamanos. El show del colombiano fue ideal para que la gente descansara un ratito, fueran al baño o se fueran ‘refillear’ los tragos. Cuando Maluma gritó “los veo pronto, Puerto Rico” hubo un silencio similar al que hay en los entierros antes del momento en que bajan el ataud.

4. Residente: la gran sorpresa de la noche

¿Residente en un concert de reguetón? Sí, eso pasó. Wisin invitó al escenario a Edgar Abraham, a quien presentó como uno de los músicos más talentosos de Puerto Rico. De repente, comenzaron a sonar los acordes de “Atrévete-te”, y la multitud se prendió. Ese fue el momento en que “el profesor Morera” llamó a la tarima a Residente, que al aparecer aquello se quería caer, y decenas de adultos con 39 años comenzaron a llorar de la emoción. Hay que destacar que la mayoría del público dejó los hijos con las abuelas y que son personas que solo van a Chili’s, así que este concierto era un viaje al pasado donde una vez fueron más felices. Yo comencé a gritarle a Residente para que cantara “Adentro”, pero nadie se unió a mis reclamos.

La Resi con WY

5. Llegó Daddy Yankee… y se les quedó con el concierto

Donde Daddy Yankee pisa, el sitio es de él. Con 42 de cintura, muslos gruesos y pies que nunca han encontrado el ritmo, Yankee es, sin duda alguna, el amo y señor del reguetón. Cuando salió en escena, Wisin y Yandel pudieron irse pa’ su casa y nadie los iba a extrañar porque tarima que coge DY, la vuela en cien cantos con el montón de palos que tiene en su trayectoria. Este fue el momento clímax de la noche, y el verdadero perreo sonó cuando “el big boss” se adueñó del escenario.

Daddy Yankee Live en El Choli con Wisin y Yandel

Posted by Molusco on Saturday, December 1, 2018

De 10 gistros amarillos, le doy 5; porque realmente me quedé con ganas de más… y de que cantaran “Con mi reggae muero”.