La reseña OBJETIVA de YHLQMDLG

¡Porque tú lo pediste!

Amiguitos, sé que llevaban horas esperando la reseña favorita de los verdaderos conocedores del género urbano, y finalmente llegué para darles lo que tanto estaban suplicando. A pocas horas del estreno del segundo disco de Benito Martínez Ocasio, to’ el mundo en la calle está hablando de YHLQMDLG, y los feligreses de la nueva religión andan con la misma felicidad que Sonya Cortés en una fábrica de vibradores. Para serles sincero, siempre he visto a Bad Bunny como un chamaco bien puesto pa’l llantén; de hecho, Benito es tan frágil y quejica que hasta cuando le cantan “Feliz cumpleaños” se le aguan los ojos. Al darle play al disco esperaba un tsunami de llanto peor que Ednita Nazario el día de su divorcio, pero la realidad es que Benito me hizo quedar mal, ya que no solo lloró sino que lloró perreando. Una de las preguntas que me hacía hace meses era con qué iba a venir el mimado de Padilla’s Pizza después de estirar el chicle de “los noventa”, pero lo que hizo me sorprendió ya que se fue directo a la mata: el fucking perreo. Si eres un fanático ciego de Bad Bunny (de esos que eyaculan con uno de tus tuits genéricos donde dice cosas “trascendentales” como “no me gustan los días calurosos”) sal de aquí, es posible que terminen en la actividad favorita de tu líder espiritual: llorando. Si estás ready para este análisis depurado, prende el Spotify que vamos a analizar canción por canción.

bad bunny

-Si veo a tu mamá: comenzamos con música de videojuegos… ok, claramente Bad Bunny no ha superado su etapa infantil y necesita un psicólogo con urgencia para superar el trauma de la regresión. Aunque es un lento comienzo, la canción no es mala. Realmente es un despecho con un ritmito bueno.

-La difícil: este tema se le perdió a Wisin y Yandel y de alguna manera misteriosa terminó en la voz de Bad Bunny. Incluso, la parte del coro de “se hace la difícil” está inspirada en “Reggaetón en lo oscuro”. Pudo ser un mejor perreo, pero a Benito le falta rabia en esos temas sandungueros. Es buen tema para ponerlo en el voceteo de Naranjito.

-Pero ya no: otro despecho con buen ritmo. Buena canción para bajarla con un jugo de parcha o cogerte un nap en la tarde.

-La santa: le di skip. Daddy Yankee es una fucking leyenda, pero necesito un break de escucharlo. Raymond, queremos verte más disfrutando tu éxito en el bote de Pina que cantando; cógete un descanso, pana mío.

-Yo perreo sola: PURO FUEGO. La pista se fue bien pa’ atrás, cosa que a los ancianos de más de 30 años nos encanta. Aquí Benito apretó. Estoy seguro que antes de grabar hizo varios push ups para subir los niveles de testosterona y poder meterle al dembow como los dioses del perreo mandan. Puedes dejar este tema en repeat y los niveles de activaera no van a bajar.

-Bichiyal: tengo sentimientos encontrados. Llevaba años esperando por Yaviah, ya que lo tengo en el más alto nivel del perreo. Cuando salió la pista me dio un mini infarto porque es flow “Black Father Yaviah”. Benito vino con todo, pero Yaviah lució más flojo y lento que Jay Fonseca brincando cuica. Aunque Yaviah fue un “gracias por participar” (te vi caer, pero todavía estás en el Olimpo del Perreo), Bad Bunny hizo lo suficiente para salvar la canción. Otro palote.

-Soliá: puedes darle skip y nada va a pasar.

-La zona: dale skip otra vez.

-Que malo: cuando veo que Ñengo está en una canción, automáticamente me dan ganas de cogerme un caso por venta de drogas. Ñengo está demasiado de muy cab**n. Muy buen tema. La canción está buena para escucharla por el expreso con un botellón de Colt 45 y chambonear armas imaginarias.

benito

-Vete: otra de las lloraeras a las que nos tiene acostumbrados el señor Bunny. Benito en otra vida era una madre soltera, divorciada dos veces, fanática de Kany García y que pone captions motivacionales en las fotos de Instagram. De hecho, el deporte favorito de Benito es ponerse triste.

-Ignorantes: otra lloraera con el cantante Sech, quien si hubiese nacido en Puerto Rico se llamaría Lizmarie Quintana. Es buena canción para ponerla de fondo mientras te pasas blower o te pintas el pelo.

-A tu merced: este tema es bien flojito. Aquí notamos a Benito cantando cansa’o. Esta canción será tan recordada como “Química sustancia” de Arca y Don.

-Una vez: Un perreíto mongo. En esta canción Benito quería volver a llorar, pero con la única diferencia que lo hizo con una pista buena.

-Safaera: EL MEJOR TEMA DEL DISCO… Y PUNTO.

-25/8: otro temazo que te invita a tener sexo toda la noche con los tenis puestos. Muy duro.

-Está cabrón ser yo: no pude escucharlo porque tan pronto salió el “brrr” de Anuel, le di skip. Cuando la escuchen ustedes pasen juicio, porque yo no voy a escuchar al bacalao de Anuel.

-Puesto pa’ guerrial: Dios mío, que larga se me ha hecho esta reseña. Dale skip.

-P FKN R: ya quiero terminar esta reseña para volver a escuchar “Safaera”. Dale skip.

-Hablamos m
añana: otro tema de Bad Bunny hablando de enemigos imaginarios. Benito, a ti todo el mundo te quiere, deja de estar peleando solo, muchacho.

El disco está bastante bueno. En mi infalible, inequívoca y humilde opinión tiene cuatro de cinco percos. 💊💊💊💊