La magia de Jimi Hendrix sigue intacta 45 años después de su muerte

Jimi Hendrix se topó con la muerte tan rápido como se bebió la vida. Una ingesta letal de barbitúricos y alcohol en un hotel de Londres, hace hoy 45 años, le llevó al abismo, aunque su emblemática música sigue tan vigente y relevante como entonces.

Hendrix murió en una de las habitaciones del hotel Samarkand de Notting Hill a los 27 años, ahogado en su propio vómito tras ingerir multitud de somníferos. Su pareja por entonces, la alemana Monika Dannemann, lo encontró inconsciente y llamó a una ambulancia a las 11:18 de la mañana.

Hora y media después se declaraba su fallecimiento en el hospital St. Mary Abbot.

Hendrix, envuelto en demandas y discusiones con su manager Mike Jeffery y su productor Eddie Kramer, venía de fumar hachís, beber numerosas copas de vino e ingerir varias anfetaminas en distintos eventos y fiestas la noche anterior. El músico, aquejado de insomnio, pidió a Dannemann que le diera algunas de sus pastillas para dormir.

Ella presuntamente se negó y confió en que se durmiera de forma natural. A la mañana siguiente, cuando se despertó, comprobó que Hendrix pernoctaba con normalidad. Salió a la calle a comprar cigarrillos y, al volver, encontró al artista luchando por su vida.

Era demasiado tarde. Hendrix había balbuceado su particular "Excuse me, while I kiss the sky", como proclamaba en "Purple Haze".

11109944m-6fae78364496198c3fd16273125b5513.jpg

Aquel fue el trágico adiós de uno de los músicos más influyentes de la Historia. Para muchos, incluido el Salón de la Fama del Rock and Roll, "el músico más grande" que vio el género. Alguien que, a pesar de no saber leer o escribir música, fue capaz de crear magia infiltrándose en los recovecos más insospechados y distorsionados de la guitarra eléctrica.

Jimi Hendrix, nacido Johnny Allen Hendrix el 27 de noviembre de 1942, en Seattle (Washington), creció escuchando los sonidos de artistas como B.B. King, Muddy Waters, Howlin&#39 Wolf, Buddy Holly y Robert Johnson.

Como buen autodidacta, aquellas notas hicieron mella en el fondo de su ser hasta asimilarlas como propias mientras aporreaba la escoba o la única cuerda de un viejo ukelele que había en su casa.
En el verano de 1958, su padre, Al, le compró una guitarra acústica de segunda mano que le costó cinco dólares. Poco después, Hendrix se unió a su primera banda, The Velvetones, y un año después, Al le compró su primera guitarra eléctrica, una Supro Ozark 1560S que empleó cuando pasó a formar parte de The Rocking Kings.

Tras su paso por el Ejército y darse a conocer como músico de sesión bajo el nombre de Jimmy James, aquel zurdo de extravagantes ropajes había actuado con mitos como Ike y Tina Turner, Sam Cooke, los Isley Brothers e incluso Little Richard.

Más tarde conoció al bajista de The Animals Chas Chandler, que se convertiría en su manager. Chandler fue quien bautizó a Hendrix como "Jimi" y quien dio origen a la banda Jimi Hendrix Experience, en otoño de 1966.

Su primer sencillo fue "Hey Joe", que dio pie al álbum "Are You Experienced", uno de los discos más populares de la Historia del rock gracias a canciones como "Purple Haze", "The Wind Cries Mary", "Foxy Lady", "Fire" y "Are You Experienced?".

Cabalgando como nadie la ola de la psicodelia llegarían los álbumes "Axis: Bold As Love" y "Electric Ladyland", pero la exigencia de las giras y del trabajo en el estudio de grabación provocaron la disolución de la banda en 1969.

En agosto tuvo lugar su mítica actuación en el festival de Woodstock, coronada con la célebre y estremecedora interpretación del himno estadounidense, y más adelante se unió al bajista Billy Cox y al batería Buddy Miles para formar Band of Gypsys y grabar un álbum en directo.

En el momento de su muerte trabajaba en el disco "First Rays of the New Rising Sun", publicado finalmente en 1997 gracias a los esfuerzos de su padre y de su hermana adoptiva, Janie, en control del legado de Hendrix a través de Experience Hendrix LLC.

Decenas de grabaciones, ya sean viejas mezclas o maquetas de sus días como músico de sesión, han llegado al mercado en distintos formatos, aunque destacan principalmente álbumes póstumos como "The Cry of Love" (1971), "Rainbow Bridge" (1971), "War Heroes" (1972) o "Crash Landing" (1975).

Y aún hoy, el ídolo sigue vendiendo ejemplares como las mayores estrellas de la actualidad. El disco "Valleys of Neptune" alcanzó el número 4 en la lista de Billboard en 2010 y "People, Hell and Angels" fue número 2 en 2013.