Jenniffer González aprovecha crisis en el sur pa' politiquear

Esto es una lástima

Lo que usted verá a continuación es más asqueroso que comerse un chicle de debajo de un pupitre de escuela pública. Es más asqueroso que escupir un gargajo y antes de que la viscosidad de la flema desprenda el escupitajo de la boca, volverlo a chupar para saborear el catarro un poquito más. Esto es más asqueroso que… Mira, esto es igual de asqueroso que las barbaridades pa'cuando María.

La comisionada residente en Washington, Jenniffer González, mandó unos suministros a la zona sur poniéndole su nombre bien bonito a los paquetes en año de elecciones. Usted sabe porque hay que ser bien real y eso.

No diremos más, porque vomitamos, JGo…

Nada, usted, lector o lectora, llegue a sus propias conclusiones. Evalúe cuán vergonzosa es esta asquerosidad gubernamental.