J-Go llevó a Marco Rubio a jaltalse de cuajito en el Guácaro's

Dicen que les sirvieron también una orden de costillitas premium.

Once you go Guácaro's, you never go back, Marco…

Fuentes de escaso crédito de El Calce revelaron hoy en la tarde que la comisionada residente en Washington y flamante tres veces campeona de la competencia de comer crab cakes en Happy Crab en Dorado, Jennifer 'J-Go' González, se llevó al señorito Marco Rubio a uno de los chinchorros más legendarios del área norte, Guácaro's Place, donde se goza de lo lindo gracias a la noble gestión de ese PRÓCER INMORTAL conocido como Papo Guácaros.

guacaro

Según nos confirman nuestros encubiertos de poca monta, J-Go de inmediato solicitó cuatro libras de cuajito "para empezar con la picadera", mientras que Marco Rubio se enfrascaba en un duelo de shots de Felipe con 'El Negro', alma de la fiesta continua que es Guácaros Place.

"El Negro y yo go waaay back. Pregúntale a Piro", dijo en un español masticao' ahí el señorito Rubio, entre medio de buches de Shaeffer, mientras María le preparaba a J-Go la usual yarda y media de morcilla que siempre pide y Guacarito intentaba venderle un billete de lotería a uno de las escoltas de J-Go.

guácaro

Pero lo que sí había eran unas costillas que le roncan la manigueta. Y es que resulta que desde que el dispensario de cannabis abrió en Dorado, Gamaliel y Conejo se han convertido en expertos chefs, con un sazón que todos cuestionan de dónde salió.

Con lo que no contaba J-Go y el representante Rubio era que allí se daría cita el alcalde de Dorado y ocho veces campeón de las empanadillas de jueyes que venden en la entrada de Higuillar, el gran Carlitos 'Abdominales' López.

Y cuando Carlitos López dice bajarse a chinchorrear ni Georgie Navarro lo para. Según informan fuentes mentirosas de El Calce, Víctor y Esiel rápidamente sacaron los tickets viejos que tenía Carlitos López allí, quien no le abona a su cuenta de fiao' desde las elecciones del 2004.

guacaro

"Estábamos loco que volvieras", le dijo Manuel, el supervisor, mirando a Carlitos fijamente al pavochón que tiene por barriga, y luego a los ojos.

Carlitos no se inmutó y sacó la black card del PPD que a veces le presta Bhatia.

¡Y pa' que fue eso!

Según relatan nuestros informantes, al cierre de esta edición Marco Rubio y J-Go se habían bajado libra y media de lechón cada uno, mientras que Carlitos López había aumentado su cuenta a más de $500 gracias a la cantidad de medallas a culcúl que se bebió tras ser retado por Guajarito.

Nada, que esta fue otra fábula de El Calce, esta vez en el legendario chinchorro conocido como El Guácaro's Place, negocio que recomendamos 100 por ciento por si estás por el área norte de Pueltorro.

¡Papo Guácaro, eres un duro!