El Hijo de Borikén honra a Arroyo, a Yadi y al poder boricua con su 'flow criollo'

Palote de cuatro esquinas.

El que conoce a Emil Martínez Roldán – el Hijo de Borikén – sabe que el muchacho tiene mucha música y arte corriendo por las venas.

Lo que pasa es que es difícil no salir artista cuando se es hermano del cantante de la Orquesta de Bobby Valentín, Leró Martínez Roldán, y de la actriz radicada en California, Zaire Martínez Roldán, y, sobre todo, hijo de la gran Mabel Roldán y de uno de los fundadores de la institución plenera Los Sapos del Caño, como lo es su padre Llonsi Martínez.

Nada, que el chamaco es uno de los fundadores del grupo que asumió la batuta de una nueva generación de pleneros, Los Pleneros de la Cresta, pero que la vena rapera le late por doquier. Pues en su nuevo tema Flow Criollo, el Hijo de Borikén ha sacao' toa' la tuca, entremezclando ritmos de hip hop con música afroantillana tradicional.

el hijo de boriken

Entonces, en la letra enarbola las proezas realizadas por los héroes nacionales del deporte Yadier Molina y Carlos Arroyo. Nada, puro gozo, directamente de la costa norte, la montaña y la ciudad. Viene altamente influenciado de forma directa en su letra sociopolítica por raperos veteranos como Luis Díaz y en su formación jipjopera por el productor y 'mc' Salva Esejota, además de que tiene una esquina sólida de la música pop neourbana actual, porque, vamos, viene de Vega Baja.

La producción musical y la mezcla la realizó Aníbal "eL S." Vidal Quintero con una pista original de Alex Rosa. Vidal Quintero se desarrolla en el piano en este tema, con Efraín Martínez en la batería, Juan “Llonsi” Martínez en el güiro, Héctor 'Coco' Barez en el timbal, Jomar Santana en el trombón y Víctor “Yuka” Maldonado en un apestoso arreglo de vientos de saxofón y barítono.

Chequea el video y blastealo en la bocina que sea: