El Gobe se va pa'l FIFA Women's World Cup con los nenes

Ser papá es un deber.

Es muy importante pasar tiempo en familia y atnder los roles paternales en tiempos de corrupción y escándalos políticos.

Los federicos están tocando la puerta criolla y el gabinete del ejecutivo huele a letrina de SanSe, pero eso no es impedimento para hacer lo que hay que hacer. Y el honorable gobernador de TODOS los puertorriqueños es un hombre de familia, hecho y derecho, y por eso se va a gozar de lo lindo en el World Cup con Pedrito Javier y Claudia, sus dos hermosos retoños.

Se dice que los envidiosos ya desatan su furia en las redes sociales, aludiendo a que Ricky no tiene derecho de disfrutar la infancia de sus hijos. ¡Mentiras y falacias!

Pero el pueblo puertorriqueño tiene que aprender y tener conciencia, porque el gobernador también tiene que ser feliz, así sea con un chorro de perversos en su equipo de trabajo y con un mar de sospechas negativas para su imagen.

Y no, no piensen que esto es una estrategia. Si usted piensa eso, no tiene corazón. Ser papá es un deber.

Además, la comunista alcaldesa de San Juan se la pasa viajando y nadie se molesta. El único que alza su voz el Georgie Navarro y más nadie. Si Yulín, que lo único que ha hecho es poner vergüenza en San Juan, lo hace, pues el gobernador está en la libertad de darle amor a su familia. La corrupción que se chave. Breguen con eso, haters.