Con un fetiche grave, hombre hizo más de 1,200 llamadas a emergencias para hablar de pies

En una llamada aseguró que era una mujer con "pies sudorosos y malolientes"

Mucha gente satura las líneas de emergencia con llamadas que no corresponden, pero un caso en Reino Unido fue más allá. Se trata de un hombre de 45 años que se hacía pasar por una anciana y llamaba solo para hablar de pies.

Es el caso de Richard William Cove, quien llamó 1,263 veces en dos años al 111 (el 9-1-1 de allá), un teléfonos para emergencias médicas que funciona en el Reino Unido.

Y todos los contactos tenían un solo sentido: hablar de pies.

El sujeto fue atrapado por la policía de Sussex, que estimó el gasto de dinero de los contribuyentes de las llamadas en más 30 mil dólares.

William fue llevado a la justicia, donde se revelaron detallas escalofriantes de estas llamadas.

El sujeto confirmó que en la mayoría de las llamadas se dejó llevar por su fetiche sexual de los pies.

Es así como inventaba diferentes problemas y personajes, para terminar hablando de pies.

Fetiche sexual

Según describe el Daily Mail, William admitió en el juicio que "hacer todas las llamadas y que todas fueron para su propio disfrute. Dijo que tenía un fetiche sexual con los pies que se complacía durante la mayoría de las llamadas", reveló la policía.

En una ocasión, de hecho se hizo pasar por Sarah Cheeseman, quien estaba "sufriendo de pies muy sudorosos y malolientes".

William fue acusado de entregar "datos personales falsos, números de teléfono falsos y dolencias falsas", al fono de emergencia.

El sujeto fue condenado a una pena de cárcel suspendida y el pago de una multa de casi 3 mil dólares.