¡Faya, faya! Bad Bunny y El Alfa prendieron to' en fuego (VIDEO)

Muy duro el video de La Romana.

Aquí no hay que hablar mucho. Todos sabemos que Benito Antonio aprendió de bachata cuando era un niño y se metía a la barra Los Pensionados, al lao' del correo, para que Joe el Abogado le enseñara a jugar en las maquinitas de póker.

Sí, allí, justo detrás de la colecturía y el tribunal de Vega Baja, Benito se pasaba guayando hebilla con la bachata y desde chiquito era conocido como "el Domirriqueñito Jincho de Almirante Sur" en barras de la zona, como Los Pensionados, el antiguo Frances Place y sus Bellas Chicas en la numero 2, y El Negocio de los Hombres Maltratados, chinchorro que ubica en la Curva del Peo antes de San Vicente.

También, en las ocasiones en que aparecía el señor Bernabé Rosselló Nevares en Café Cayures, en Los Naranjos, un pícaro Benito aprendía del pegajoso ritmo conocido como el dembow, con la gran Ester como su pareja de baile.

Lo que sí nadie se imaginaba que este joven artesano de la palabra, cuyos primeros freestyles en las prístinas calles de Culo Prieto hablaban de las bondades carnales de las jóvenes que se paseaban en gistro por la Pocita de los Meones en el balneario de Vega Baja, llegaría tan lejos de la mano de estos joviales ritmos caribeños.

Y del Alfa, ¿qué podemos decir? Nada, que ese muchacho conoció a Benito cuando vino a jugar pelota en un torneíto de los que hacía Quintín Valle en el parque de Sandín. Un día, el Alfa bateó un bombo pa'l jardín izquierdo y Benito, que en el equipito de los Cachorritos de Los Naranjos jugaba en los files porque era medio malito, atrapó la condená pelota, propiciando así una relación de respeto y amor entre ambos.

El resto es historia. Aquí está el video de La Romana, pa' que se lo goce Jan, que sale mondao' en una parte del mismo, gozándoselo to'.

"Este video es una joya", dijeron a coro Ñemita y Felipe, antes de ponerse a limpiar los cristales de un carro en la luz de la Shell en la número 2 sin que nadie se los pidiera, ocasionando un tapón como de media hora.