Esperan cambios en la industria del cine tras lo ocurrido en "Rust"

Esto dice el asistente de dirección que le entregó al arma a Alec Baldwin

BALDWIN-MUERTE EN EL SET-RESPONSABILIDAD

El asistente de dirección que le entregó a Alec Baldwin el arma que mató a una directora de fotografía dice que espera que la tragedia lleve a la industria cinematográfica a “reevaluar sus valores y prácticas” para asegurar que nadie salga lastimado de nuevo.

David Halls emitió una declaración al New York Post, rompiendo su silencio tras el tiroteo del 21 de octubre que cobró la vida de Halyna Hutchins e hirió al director Joel Souza durante la producción del western “Rust” en Nuevo México.

Halls dijo que Hutchins era una amiga y una de las personas más talentosas con las que ha trabajado.

“Estoy conmocionado y triste por su muerte”, dijo en el comunicado. “Tengo la esperanza de que esta tragedia impulse a la industria a reevaluar sus valores y prácticas para garantizar que nadie vuelva a sufrir daños a través del proceso creativo”.

Halls no proporcionó ningún detalle de lo que cree que podría reformarse o cómo los cambios podrían haber ayudado a evitar lo que sucedió en el set de “Rust”.

Colegas han expresado su preocupación sobre el historial de seguridad de Halls en dos producciones anteriores. Halls no ha respondido llamadas telefónicas ni emails en busca de declaraciones, y su abogado no respondió el lunes mensajes de The Associated Press.

Los registros judiciales han proporcionado detalles sobre la muerte de Hutchins en el set de “Rust” cerca de Santa Fe. Las autoridades han dicho que Halls entregó el arma a Baldwin y anunció “pistola fría”, lo que indica que el arma era segura de usar.

El alguacil del condado de Santa Fe, Adan Mendoza, dijo la semana pasada que hubo “cierta autocomplacencia” en el modo en que se manejaron las armas en el set. Los investigadores encontraron alrededor de 500 rondas de munición — una mezcla de balas de salva, balas de fogueo y posibles balas reales — a pesar de que la especialista en armas de fuego del set, la armera Hannah Gutierrez Reed, dijo que nunca debió haber municiones reales en el lugar.

Gutierrez Reed dijo a través de sus abogados que no sabía de dónde provinieron las balas reales y culpó a los productores por las condiciones de trabajo inseguras.

Souza dijo a los detectives que Baldwin estaba ensayando una escena en la que sacó un revólver de su funda y lo apuntó hacia la cámara, detrás de la cual estaban Hutchins y Souza. Souza dijo que la escena no requería el uso de balas reales.

La investigación está en curso y las autoridades han dicho que requerirá mucho trabajo llegar a un punto en el que se pueda considerar formular cargos.

Muchos profesionales de Hollywood han quedado desconcertados por las circunstancias del rodaje en el set de la película. El incidente ha llevado a otros equipos de producción a intensificar sus medidas de seguridad.