El instintivo ejercicio de perder el miedo a hacer el ridículo

Cuando se le dijo a Juan Pablo Díaz que le tocaba declamar el tema &#39Viajo Sin Ver&#39 del poeta greco-romano criado en Juncos, Jon Z, de inmediato regresó a la Lázaro a estudiar los clásicos.

"Pensé rápidamente en las clases de dicción de Dean Zayas y de memoria empecé a recitar la Sataniada, para practicar. Al no quedar conforme, revisé la Iliada y, como decía Falopio, aquel personaje trágico de Emmanuel Logroño, también saqué mi Lorca", le dijo sin tapujos a El Calce el tan aclamado actor y cantante.

Sí, porque el tal Juanpi este – como se le conoce en los restaurantes chinos de la 65 de Infantería – se dedica a actuar y hacer música, al punto que lo nominan a Latin Grammys y esas cosas, pero su verdadera pasión es recitar canciones que tienen que ver con armas, codeína y prostitución.

capturadepantalla20180407alas72345pm-ed9eda5196146c7b7e1ca8bb6f003ca1.jpg

De hecho, cuando El Calce le preguntó qué tiene Dante Alighieri y Maya Angelou que no tenga Jon Z o El Dominio, a Juan Pablo se le pusieron las pupilas como chorreras de Plaza Acuática, pero con más agua. Y no supo contestar…

Por eso, decidimos entonces hacerle otras preguntas, que son básicamente las mismas que le hemos hecho a sus otros panas de la Impro de los Lunes. Y es que Juan Pablo es el intérprete invitado esta semana en nuestra sección #PoesíaTrapera #PoesíaReguetonera. Chequéate a Juanpi y la entrevistita que le hicimos y recuerda que todos los lunes a las 8:00 p.m. hay comedia improvisada en el Teatro Shorty Castro, en Santurce. Gocen.

El Calce: Por favor, preséntate pa’ que los intelectuales que leen El Calce te conozcan…

Juan Pablo: Saludos. Mi nombre es Juan Pablo Díaz y soy un artista puertorriqueño. Presentao&#39 al fin, me he desempeñado en varias facetas del arte, incluyendo teatro, televisión, radio, cine y música. El año pasado me nominaron a un Latin Grammy, pero no gané.

El Calce: ¿Qué te movió a hacer comedia?

Juan Pablo: La necesidad de desarrollar un taller. Mi formación no es en comedia como tal. Siempre me he considerado un actor que hace comedia, y no comediante (nada malo con ser comediante, por siaca). Sin embargo, me siento muy cómodo en el género, y creo que es sumamente efectivo para ventilar cosas serias, por más contradictorio que parezca.

capturadepantalla20180407alas72255pm-fcfeafc8539eb972728338fcd5e0a5b3.jpg

El Calce: ¿Por qué la comedia improvisada?

Juan Pablo: Yo me estoy reencontrando con la impro después de varios años sin practicarla. Me tomó un tiempito caer en tiempo, pero ahora me lo gozo un montón. Es un ejercicio que te enriquece como actor y como ser humano. Te ayuda a desarrollar confianza en ti y en tus compañeros, pierdes el miedo a hacer el ridículo, y te invita a no pensar tanto en opciones. Es un ejercicio super instintivo, y eso para mí lo hace demasiado divertido.

El Calce: ¿Qué es lo más gufiao’ de hacer comedia en corillo?

Juan Pablo: Somos un corillo con personalidades sumamente distintas, pero nos concentramos en contar una sola historia. El ver cómo esas personalidades aportan al bien común (la historia) sin bloqueos, sin egos, y con la misión de jugar pa pasarla bien es de las cosas más gufiás que uno podría hacer en escena. 

El Calce: ¿Cuán difícil o fácil es hacer reír? ¿Porqué?

Juan Pablo: Ese cliché de decir que “es más difícil hacer reír que hacer llorar” yo no me lo creo mucho. Para mí, es más fácil el ejercicio de hacer reír…lo que sí es difícil es el porqué y el cómo hacer reír. Y esas son las motivaciones que desarrollan un buen contenido. No por el hecho de que sea comedia quiere decir que no va a haber un mensaje o una motivación en el material que se presente…o por lo menos esa es la comedia que me gusta ver, y la que trato de reproducir.