"Dexter: New Blood" regresa la serie de uno de los personajes más oscuros

El asesino en serie regresa con mejores habilidades

DEXTER NEW BLOOD

El asesino en serie favorito de Estados Unidos se esconde en el norte del estado de Nueva York cuando finalmente lo pillamos. La buena noticia es que no ha matado a nadie en una década. La mala, que sus habilidades con el cuchillo siguen siendo excelentes.

Michael C. Hall, quien interpretó al héroe con problemas de la serie “Dexter”, retoma el papel en “Dexter: New Blood” de Showtime, resucitando a uno de los personajes más oscuros de la televisión ocho años después de un final que muchos encontraron insatisfactorio. Se estrena el domingo.

“El hecho de que el final de la serie fue tanto abierto como insatisfactorio fue parte de la motivación para volver y revisitar al personaje después de todo este tiempo y descubrir más definitivamente lo que le sucedió”, dice Hall.

La nueva serie no es una novena temporada, sino una partida. Dexter Morgan ha abandonado la cálida y bulliciosa Miami por la pequeña ciudad ficticia de Iron Lake, Nueva York. Los 10 episodios se desarrollan a lo largo de 17 días durante el invierno gélido, mientras la sangre se mezcla con la nieve.

Dexter podrá haber dejado un rastro de cadáveres en Florida, pero en Nueva York se las arregló para mantener bajo control su impulso asesino — su Pasajero Oscuro, como le llama — toda una década.

En su nueva ciudad hay menos de 3.000 habitantes y pocos secretos. Trabaja en una tienda de pesca y caza (con acceso a pistolas y cuchillos) e incluso está saliendo con la jefe de policía. Bailan al ritmo de una canción de Blondie en el bar local.

Pero no todo es calma. Dexter es acechado por su hermana muerta, interpretada por Jennifer Carpenter. Y la llegada de Harrison, su hijo perdido hace mucho tiempo y ahora un adolescente malhumorado con muchas preguntas sobre por qué fue abandonado por su padre, obliga a Dexter a salirse de su zona de confort.

“Gente morirá. Sabemos eso. Quería presentarle a Michael un tema, y ​​el tema, que es muy importante para mí, es la relación padre-hijo”, dice el productor ejecutivo Clyde Phillips.

Hall señala que la llegada del hijo de Dexter coincide con el brote de sus impulsos asesinos: “Se abre una especie de puerta a su humanidad que está cerrada, pero no se pueden abrir selectivamente las puertas internas. Todas se abren y todo empieza a salir”.

Además de enfrentarse a la paternidad, Dexter está temeroso y emocionado ante la idea de que su hijo también pueda tener un Pasajero Oscuro. ¿Será su racha asesina genética? ¿O tendrá que ver con que ambos vivieron experiencias horribles cuando eran pequeños?

“Las líneas se mantienen borrosas y los blancos y negros se vuelven grises”, dice Hall. “Y eso es parte de lo que siempre hace la serie, y ​​donde la serie siempre vivió, creo”.

Si bien el debate de naturaleza versus naturaleza ocupa un lugar central, la serie también profundiza en el abuso de opioides, el acoso, los tiroteos en escuelas y el cambio climático. A lo largo de todo está su característico humor negro. En una escena, Dexter masacra un cuerpo mientras un coro canta la canción navideña “God Rest Ye Merry Gentlemen”. “Perdón por el desorden”, le dice a la víctima. “Estoy oxidado”.

Los fanáticos con ojos de águila verán cómo Jack Alcott, quien interpreta a Harrison, imita muchos de los comportamientos de Dexter, como la forma en que come su comida de manera agresiva o cómo duerme o cruza una habitación.

“Todo es reminiscente”, dice Phillips. “¿Pero tiene la esencia de Dexter? ¿Tiene él el Pasajero Oscuro? Esa es la gran pregunta de la temporada”.

“Dexter” se transmitió durante ocho años, de 2006 a 2013, en las que ganó cuatro premios Emmy y un premio Peabody. Hall obtuvo cinco nominaciones consecutivas al Emmy como protagonista entre 2008 y 2012.

“Dexter: New Blood” se rodó a principios de año en el norte de Massachusetts. Comenzaron en el gélido febrero, cuando, si cambiaba el viento, la temperatura podía bajar de -6 grados centígrados a -16 (de 20 grados Fahrenheit a 2).

El elenco y equipo filmaron primero todas las escenas de nieve, antes de que llegara la primavera, y tuvieron que actuar como si hiciera frío incluso cuando ya no lo hacía. Phillips se ríe de una escena final filmada el 28 de julio, cuando el equipo vestía pantalones cortos y camisetas y el elenco abrigos, botas y gorros.

“Fue un rodaje muy desafiante y gratificante”, dice Phillips. “Están allí en medio de una tormenta de nieve, con el barro hasta las rodillas, y se miran y dicen: ‘¡Dios, me encanta lo que hago para ganarme la vida!’”

Desde que terminó el “Dexter” original, Hall ha actuado en Broadway, en “The Realistic Joneses” y “Hedwig and The Angry Inch”, así como en la película “In the Shadow of the Moon” ("Ocultos por la luna"). También ha estado haciendo música con su banda, Princess Goes to the Butterfly Museum. Pero Dexter todavía lo tienta.

“El hecho de que la serie sea tan atractivo en términos generales sugiere que tal vez todos tengamos alguna versión de un Pasajero Oscuro con la que nos enfrentamos”, dice el actor. “Nuestra experiencia como seres humanos es al menos en parte sobre cómo manejar nuestros impulsos más oscuros”.