De ser la más odiada a favorita: Estrena segunda temporada de "Ted Lasso"

Está disponible en Apple TV+

TED LASSO

Los creadores de la serie de comedia “Ted Lasso” de Apple TV+ se han acostumbrado a escuchar muchos cumplidos indirectos.

La gente les dice que no anticiparon que disfrutarían tanto de la primera temporada. O que se sorprendieron de que el programa encabezado por Jason Sudeikis resultara tan bueno. “En shock” es algo que escuchan mucho.

“Hacemos chistes en la sala de guionistas sobre la frecuencia con la que leemos: ‘Esta serie no tiene derecho a ser tan buena’. Siempre decimos: ‘¿En serio?’ Quiero decir, nos esforzamos mucho”, dijo Brett Goldstein, quien está nominado al Emmy por interpretar al tipo rudo Roy Kent y quien coproduce y coescribe el programa.

En vísperas de la segunda temporada, ya no hay excusas para sorprenderse: “Ted Lasso” se alzó el martes con 20 nominaciones a los premios Emmy, incluyendo a mejor serie de comedia, guion de comedia y siete nominaciones para sus actores.

“Ted Lasso” inicia su segunda temporada el 23 de julio ya no como un programa que lleva las de perder. Pero todos los cumplidos y honores tampoco han hecho de él una diva: la segunda temporada estaba prevista antes de que saliera la primera.

La serie se centra en un entrenador de fútbol americano que se hace cargo de un equipo de fútbol británico de élite en Inglaterra pese a tener poco conocimiento del juego. Sigue a los jugadores, entrenadores y propietarios.

Si la primera temporada estableció a los personajes y el tono, la segunda profundiza y explora lo que los creadores han construido, con muchos personajes secundarios encontrando sus voces. También hay mucho menos fútbol.

“Estoy un poco nervioso, pero en cierto modo emocionado, por la reacción al hecho de que realmente cambia algunas cosas en todos los ámbitos”, dijo Nick Mohammed, quien recibió una nominación al Emmy el martes por su papel de Nate, un utilero convertido en asistente de entrenador.

La segunda temporada comienza con el equipo londinense de Lasso relegado de la división de élite. Su antiguo campeón, interpretado por Goldstein, se retiró. Y el arrogante as del equipo, interpretado por Phil Dunster, está lejos. Los espectadores siguen sus recorridos, así como el de un nuevo personaje: una psicóloga deportiva con un don para llegar a la verdad, interpretada por Sarah Niles.

Niles no sabía nada sobre la serie cuando la animaron a enviar un video de casting durante la pandemia. Esperó un poco para darse antes un atracón de la primera temporada y se enamoró de su dulzura. “Los británicos aman a los desamparados y Ted es como el desvalido”, dijo.

Sudeikis y el productor ejecutivo Bill Lawrence (“Scrubs” y “Spin City”) han desarrollado un Lasso tridimensional del personaje creado por primera vez para NBC Sports para vender a los estadounidenses la cobertura del fútbol de la Liga Premier inglesa. Intencionalmente, hicieron que la segunda temporada no fuera una copia exacta de la primera.

“Sería fácil decir, ‘Oh, bueno, tenemos una fórmula ganadora aquí. Hagamos lo mismo’. Pero el equipo creativo detrás de ‘Ted Lasso’ no es así. Quieren desafiarse a sí mismos y al espectador. Quieren que se sienta real”, dijo Mohammed.

El Lasso de Sudeikis podrá ser un pez fuera del agua, pero es implacablemente optimista y amable, armado con sabiduría frente a la hostilidad. “Los cuentos de hadas no comienzan ni terminan en el bosque oscuro. Ese hijo de su madre siempre aparece justo en medio de una historia. Pero todo saldrá bien”, le dice a su equipo en la segunda temporada.

“‘Ted Lasso’ es una serie sobre un tipo que es ignorante, no sabe nada de fútbol. Pero no es arrogante y no le grita a la gente”, dijo Goldstein. “Es abierto, honesto y empático”.

Brendan Hunt, un productor ejecutivo que interpreta al entrenador Beard, compara a Lasso con una especie de personaje de Jimmy Stewart, humilde y amable, educado y respetuoso, pero fiel a sí mismo y alguien con quien uno puede contar que defenderá el camino correcto a seguir.

“Ahí hay una bondad específicamente estadounidense. No hemos estado expuestos a mucha bondad específicamente estadounidense en los últimos años”, dijo. “Está en nuestro ADN. Lo hemos venido haciendo. Simplemente paramos. Y creo que eso es parte de lo que resuena al menos con la gente aquí en el frente interno”.

Los británicos, también, han acogido el programa, dijo Goldstein: “Estoy sorprendido de lo bien que le ha ido aquí porque los británicos son inherentemente mucho más cínicos”.

Hunt señala a dos hombres importantes que han dicho públicamente que son fanáticos: el entrenador del Liverpool, Jurgen Klopp, y el exfutbolista convertido en comentarista de televisión Gary Lineker. “Esa es una buena sección transversal. Probablemente significa que algo estamos haciendo bien”, dijo Hunt.

Pero eso no quiere decir que el programa sea una serie de fútbol. Si bien algunos patean la pelota en el césped, los espectadores pronto descubren que eso no es lo más importante.

“El fútbol es definitivamente un telón de fondo para que estos personajes existan en este mundo”, dijo Mohammed. “Pero está de quinto o sexto lugar en el orden jerárquico de lo que trata este programa”.