Cristianos derramaron aceite en la playa para evitar terremotos

Ave María

Puerto Rico está bendecido. ¡Que nadie lo dude! El evangelista Benicio Molina reunió un combete cristiano y le llegó a la costa sureña para derramar cantidades de aceite en el mar y así  ungir la biodiversidad marítima. ¡Alaba!

Usted sabe, esto no fue para contaminar las aguas, sino para que no hayan más temblores. ¡Una estrategia divina! Don Benicio compartió su santa gesta en Facebook, disfrútela a continuación.

Mira el momento aquí: