El coronavirus ha cambiando drásticamente el mundo del streaming

Tanto tiempo cumpliendo la cuarentena a la que nos obliga el coronavirus ha hecho que cambiemos la forma de disfrutar el contenido que ofrece Internet.

Gran parte de Latinoamérica esta acercándose a los 60 días cumpliendo un confinamiento. La emergencia sanitaria que generó el coronavirus ha tocado a gran parte del planeta. Como consecuencia muchas de las personas han cambiado, radicalmente, su rutina diaria en casa.

Aparte de las personas que están luchando contra la pandemia, contagiados o científicos, existe un gran número de gente que se encuentra en casa buscando matar el tiempo. Algunos realizan home-office, mientras que otros aprovechan para realizar los pendientes. Entre estos últimos entran los streamers: juegos online, juegos de consolas y contenidos audiovisuales.

Gracias al confinamiento esto ha cambiado de manera drástica. Muchos desempolvaron su vieja consola. Algunos se atrevieron a jugar horas y horas para terminar un juego complicado. Y después están los que decidieron ver todo el contenido de series y películas que tenían en agenda.

Stream

Coronavirus generó un impacto directo en el Streaming

El portal BGR reseñó un estudio sobre los géneros que han ganado más popularidad durante los últimos meses. Basando gran parte de su estudio en los Estados Unidos. Los programas de dibujos animados y familiares han tomado el liderazgo entre los usuarios. Es de esperarse este tipo de comportamientos en medio de una emergencia sanitaria. En el caso de los animados, lideran la lista, debido a que los pequeños de la casa están muy lejos de volver a las aulas de clases.

Los productores de TV que tenían sus programas en proceso de edición apuraron el paso para aprovechar este comportamiento en los servicios de Stream. Un cambio que genera un impacto gracias a la pandemia que generó el coronavirus. Más atrás están los programas de culto, musicales, ciencia ficción, fantasía y las comedias sitcom.

Una de las curiosidades es que los géneros biográficos, documentales, guerras, romances, historia, horror y crímenes, bajaron su cantidad de descargas con respecto a los meses previos de la pandemia. Es decir que los usuarios prefieren, por ahora, un contenido positivo y motivacional.