¡Qué clase de güebo! Detallito matemático sobre las escuelas

Dicen que se formó un motín en el corazón de Lenín

1 + 1 = 2

2 + 4 = 6

8 + 6 = 14

– Tomado del libro de texto "A sumar…"

Las cosas pasan, gente. O sea, un güebo lo pone cualquiera, por más pequeño que sea. A los colegas de WAPA, pues les pasó.

Las matemáticas le jugaron una mala jugada al equipo de producción cuando se habló de las escuelas abiertas. Y pues… Dicen que se formó un motín en el corazón de Lenín.

wapa

 

La cosa es que sí, hay un reguero con eso de las escuelas que no han abierto. Pero no, 187 + 404 no es 627. Esa suma da 591, según confirmó este medio con el Club de Matemáticas de la Escuela Elemental Luis Muñoz Rivera de Guaynabo.

Es posible que el hedor que emana del cojín que le ponen en la silla a Normando para que se vea más grande afectara las capacidades cognitivas del equipo de producción. Se comenta por ahí que Lenín mandó de inmediato a lavar el cojín mágico de Normando y, en lo que el hacha va y viene, el mejor apoderado que ha tenido el béisbol Doble A se está sentando en los libros de biología que usaba Deborah Martorell en bachillerato.

¡Que no panda el cúnico, que estamos bien!