Chente: de las cunetas del Boricua a 100 millones de views en YouTube

Ejemplo de superación.

El querubín conocido como Vicente 'Chente' Ydrach es un gran ejemplo de superación, una muestra de que las horquetillas no son obstáculos para triunfar en la vida y que no importa si con pelo largo te confunden con el editor de El Calce, Hermes Ayala, la cosa siempre se puede resolver con una foto en la que aparezcan los dos o pasándose la máquina por la chola.

Sí, porque es que Chente viene de abajo… y cuándo decimos abajo, nos referimos a las cunetas meás de Río Piedras, en específico las que están entre el Ensayo y el Boricua, por dónde corrió como chavito malo para los tiempos aquellos en que concretaba momentos de extrema alegría junto a otros sacerdotes del gozo como Fetoso y Kiko Blade.

Además, es un muchacho que hasta disc-jockear sabe, pues hace años se batallaba en esas lides del hip hop, donde botó muchas noches comiendo tripletas a las 4 de la mañana junto a Papote a.k.a.  Predator.

Pero como Chentito es testarudo, desde el inicio supo que la payasería cibernética era lo suyo y nunca se quitó. Así las cosas, y con Idelectro a su lado (Idel es el Profe del TNT de Chente), Vicente siguió escalando hasta la cima de la jodedera internauta y ayer celebró un hito magno que no muchos bambalanes logran.

"Gracias, gracias, gracias, puñeta gracias", escribió Chente en Instagram, tomando prestado un verso del poeta nacional Tegui 'Yo sí picheo' Calderón.

Acá aprovechamos para felicitar a Chente por este gran triunfo y le vaticinamos mucha cosa buena y salud en este año que recién comienza, cosa de que algún día podamos pillarlo pa' que se pague una pechuga al limón en Los Pinos, ya que su restaurante favorito, Latin Star, fue cerrado.

"Ya cerraron Latin Star y no podremos ir con Maiky Backstage, como ya lo habíamos planificado. Pero le prometo a Ayala que si me enseña su prueba negativa de Covid-19 me lo llevaré a fumar cristal meth en donde todo comenzó: las cunetas del Boricua", dijo Chente al ser contactado por este noble diario digital.

¡Felicidades, Chentito!