Carta de amor y con mucho respeto para un líder llamado Georgie Navarro

Esto es algo paranormal

11 de junio de 2019

Para Georgie, mi representante:

Antes que todo, Georgie, quiero decirte que el pueblo de Puerto Rico está claro de que ya es momento de sentar cabeza y valorarte. Los puertorriqueños y las puertorriqueñas sabemos que atrás tienen que quedar los tiempos de señalar con el dedo a la gente buena y noble como tú.

Georgie

Sí, mi querido representante, en el pasado tienen que quedar las burlas a los seres comprometidos con echar a este país hacia adelante y que viven aferrados a la esperanza de aportar su granito de arena por el porvenir de nuestro pueblo. Y le digo, usted nos ha lanzado una invitación de país para poner, de una vez y por todas, punto final al abuso con su denuncia anti-bullying. ¡YA ERA HORA, representante! Hay que darse a respetar.

Georgie

Recientemente me senté a pasar revista de las veces que has alzado la voz porque te sientes triste y abusado por el amarillismo mediático y el bullying de tus compatriotas hacia ti. Mi esposa me acompañaba a echar gasolina en un garaje de Isla Verde y me comentó que mi líder estaba siendo atacado nuevamente por gente sin escrúpulos ni amor patriótico.

No pude evitar el coraje, Georgie.

Te cuento que el camino hacia la casa fue duro, porque la doña intentó justificar los ataques por un video que subiste o que se filtró en las redes sociales. Tú manejabas una Jeepeta, o algo parecido, a la vez que documentabas tu aventura con el ángel y la magia que te caracterizan. Hablabas, con mucha emoción, de tu éxito en el karaoke y de que doña Tata Charbonier, noble mujer puertorriqueña, no tiene chance con nadie más que no seas tú. Sin embargo, lo malinterpretaron todo, Georgie. El mensaje no fue bien recibido y no me explico por qué.

Georgie

Por eso, representante, me tomé la libertad de escribirte estas líneas, porque quiero que el mundo sepa que los boricuas estamos desperdiciando una oportunidad única para valorar a un hombre bueno y real como tú, que fortaleces el decrépito aparato político boricua con tu trascendental gestión. En estos tiempos, tan complicados y ajetreados, de luchas incansables por alcanzar la igualdad plena como ciudadanos de la gran nación norteamericana, figuras como tú son las que alimentan las ganas de seguir haciendo mejor a Puerto Rico.

Tú le llenas los rotos a la gente buena de Cupey y Morcelos, le llevas coquito en Navidad a los obreros de los campos de San Juan, repartiste dulces y hielo a TODAS las familias de tu precinto cuando un huracán devastador nos dejó sin luz por meses, le recoges los escombros a la independentista esa alcaldesa de San Juan, sacaste a Santini del olvido, juegas baloncesto en las guerrillas de la metro y y fiscalizas.

Georgie

Además, no te olvidas de nosotros, los cerveceros, y nos regalas coolers con tu nombre, para que no olviden que tú también estás puesto para nosotros.

¿Y cómo pasar por alto la importancia de tus chinchorreos? ¡Eso es conectar con el pueblo, coño!

Georgie 2020

Georgie, siempre he valorado tu gallardía para darle el frente —y la espalda, cuando ha tocado— a los comunistas criollos que no entienden que Puerto Rico no quiere ser una república bananera. Esos seres, sin paciencia ni elegancia alguna, han desatado su furia salvaje muchísimas veces contra ti, pero tú has demostrado que eres más fuerte.

georgie

Tu mentalidad, avanzada y siempre progresista, te ha posicionado favorablemente y te ha permitido seguir adelantando las causas justas, así te den por detrás hasta sacarte sangre por un ojo o te consuma el sueño en el paseo de una avenida estatal o en el hemiciclo. Eres un ser de luz, duélale a quién le duela, y quiero que tengas presente que estamos contigo.

¡NO MÁS ABUSOS CONTRA GEORGIE!

Georgie

Antes de terminar, quiero añadir que eres un líder que organiza cabalgatas, pero que no relincha ante los retos. Georgie, y quiero que sepas otra cosa, a ti te puede gusta mucho el vodkita con cranberry y toronja rosadita, como te escuché decir en el podcast de El Calce, pero representante, TÚ ERES el vodkita con cranberry y toronja rosadita. ¡Y TE TIENEN QUE TOMAR CON CUIDADO!

Georgie

Con amor y respeto,

Tu fiel constituyente, Mauricio Johnson. 

georgie navarro

Sobre el autor: Mauricio Johnson es estadista, fiel a las enseñanzas de Nixon, pero no es PNP. Hijo de una jíbara recién mudada a Río Piedras en los sesenta. Su padre es de Chicago y fue refuerzo de los Cangrejeros de Santurce, aunque todos rumoran que Terín Pizarro es su verdadero padre. Es republicano a muerte y da la vida por el dinero. No es religioso, pero se considera cristiano. Intenta vivir sin beber refresco, gusta comer con cuchara y es fanático del Cano Estremera. Vive en Santurce y sabe que Ignacio Rivera es más Yanqui que Dávila Colón.  

Mira más de Mauricio Johnson:

Le tengo envidia a Anuel, ¿y qué? Me jod* trabajando y pago deudas