Britney Spears obtiene primera victoria contra su padre

Este miércoles se realizó una nueva audiencia en la que la cantante Britney Spears solicitó a la jueza Brenda Penny tener su propio abogado

Luego de las declaraciones de Britney Spears durante la audiencia pública en la que solicitó el cese de su tutela legal, un juez de Los Ángeles aprobó que la intérprete de Womanizer tenga la oportunidad de elegir a su propio abogado.

Ahora, este miércoles la jueza Brenda Penny aceptó la renuncia de Samuel Ingham III y Loeb & Loeb, el bufet que la defendía, y aprobó la solicitud de Mathew S. Rosengart, un destacado abogado de Hollywood y exfiscal federal, para representar a la estrella del pop.

britneyspears202-cdc0902e7c3de847f900dd3a01da3f06.jpg
Foto: Getty Images

En la audiencia de hace tres semanas, después de un discurso de más de 20 minutos, Britney Spears aseguró que desconocía que podía hacer la solicitud legal de acabar con la figura legal que controla su vida desde hace 13 años. Además, el abogado designado por el tribunal, Samuel Ingham III solicitó renunciar al caso.

¿Quién es el nuevo abogado de Britney Spears?

Rosengart ha representado a diversas celebridades de Hollywood. Se espera que el nuevo defensor de Britney Spears adopte estrategias más agresivas y logre ejercer más presión para que Penny ponga fin a la tutela que aún está en manos de Jamie Speras, el padre de la cantante.

Mathew S. Rosengart, se graduó como abogado de la Facultad de Derecho de Boston College.

Es un exfiscal federal que ha desempeñado cargos en supervisión, asesoría y como litigante del Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Durante su carrera como abogado ha representado casos de índole nacional e internacional, resaltando crímenes relacionados con corrupción, violencia, lo comercial y del entretenimiento.

Actualmente, Mathew Rosengart es miembro de la Junta de Gobernadores del Colegio de Abogados de Beverly Hills.

Por su amplia experiencia en el mundo de la farándula de Hollywood, ha sido reconocido como un “abogado litigante para la élite de Hollywood y las empresas estadounidenses”.

Sean Penn, quien fuera uno de sus clientes, describe a Mathew Rosengart como un “luchador callejero duro como las uñas con un gran cerebro y principios más importantes”.

Según dijo Britney Spears, estas características son exactamente lo que ella necesita para salir victoriosa de su pelea contra la tutela de su padre Jamie Parnell Spears.

Entre los famosos defendidos por el abogado Mathew Rosengart -con veredictos ganados de más de 280 millones de pesos- se leen nombres como Ben Affleck, Casey Affleck, Sean Penn, Steven Spielberg, Winona Ryder y más.

Además de los litigios comerciales, Mathew Rosengart es uno de los abogados de entretenimiento más importantes de Estados Unidos, según The Hollywood Reporter.

El portal Power Lawyer Report -que enumera los 100 abogados más influyentes de la industria- lo destaca como abogado líder en Hollywood.

La victoria

El que la jueza haya aceptado un nuevo defensor para Spears es el primer paso para intentar terminar con la tutela legal. A principios de esta semana la princesa del pop firmó un documento legal en el que informó sobre su elección.

“De conformidad con mi declaración en audiencia pública el 23 de junio de 2021, mis derechos y mi deseo de poner fin a la tutela mencionada anteriormente en cuanto a mi padre, Jamie P. Spears, es mi deseo elegir y conservar a mi propio abogado, en Greenberg, Traurig, LLP como se establece anteriormente”, explicó Britney en el documento.

Vejaciones

La audiencia de este miércoles fue la segunda en la que la intérprete se dirigió a la corte, esta vez lo hizo de manera virtual en el Palacio de Justicia Superior de Los Ángeles. El pasado 23 de junio fue la primera y lo hizo en una audiencia pública en una llamada telefónica en la que calificó su tutela de “abusiva”.

Britney dio a conocer que ha sido sometida a métodos de anticoncepción sin su consentimiento, lo mismo que a tratamientos médicos y a trabajar de manera forzada y sin días de descanso, un hecho que fue calificado por muchos de sus seguidores e incluso celebridades que la apoyan como esclavitud.

Tras su explosiva declaración la firma de gestión de su patrimonio, valuado en más de 60 millones de dólares, Bessemer Trust se retiró del caso lo mismo que Larry Rudolph, su manager y su abogado Samuel D. Ingham III.

Como en la audiencia pasada, cientos de seguidores de Spears se dieron cita a las afueras del tribunal para pedir que Britney quede libre de la tutela legal. Se manifestaron con pancartas en las que se leía #FreeBritney, el movimiento internacional en apoyo a la artista.

TE RECOMENDAMOS VER