¿Dark? Cientos de miles de aves han caído muertas del cielo en Estados Unidos

Incendios forestales y cambio climático podrían ser las razones detrás del extraño fenómeno.

Getty

Un misterioso fenómeno está siendo estudiado por biólogos de la Universidad Estatal de Nuevo México. Aves están cayendo muertas desde el cielo. El fenómeno puede ser considerado un mal augurio por ciertas culturas, o recordarnos a la serie "Dark" de Netflix.

Todo comenzó el 20 de agosto con el descubrimiento de una gran cantidad de diversas especies en el campo de misiles White Sands y el Monumento Nacional White Sands. Un mar de pçajaros muertos sobre el suelo. De distintas especies.

"No es un incidente aislado"

Martha Desmond, profesora del departamento de peces, vida silvestre y ecología de la conservación de la universidad, señaló que las cifras de aves caídas son muy altas. No sería un incidente aislado.“El número está en las seis cifras. Con solo mirar el alcance de lo que estamos viendo, sabemos que este es un evento muy grande, cientos de miles y tal vez incluso millones de aves muertas”, dijo la experta a CNN.

Dentro de las especies, todas aves migratorias, se incluyen currucas, pájaros azules, gorriones, mirlos, pewee de madera occidental y papamoscas. El fenómeno también observó en Colorado, Texas y México.

¿Por qué sucede?

El cambio climático y una serie de incendios forestales podrían ser factores detrás del fenómeno. Según los especialistas, esto pudo impulsar a las especies a comenzar una migración antes de que estuvieran listas. “Las aves que migraron antes de estar listas debido al clima podrían no haber tenido suficiente grasa para sobrevivir”, dijo Desmond. “Es posible que algunas aves ni siquiera tuvieran las reservas para comenzar a migrar, por lo que murieron en el lugar”.

Aún hay preguntas sobre estos hechos. Las aves serán enviadas al Laboratorio Forense del Servicio de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos en Oregón para realizar necropsias y determinar las causas de muerte, pero los resultados podrían demorar semanas. Aunque por ahora, se determinó que algunas de ellas inhalaron humo de los incendios, lo que generó graves problemas respiratorios.

“Esto es devastador. La carga climática está jugando un papel en esto”, dijo Desmond.