Army of the Dead: Un aperitivo difícil de digerir bien

Ataca de nuevo el MovieRican

Para bien o para mal, sabes lo que obtienes cuando ves una película de Zack Snyder: una película demasiado larga, seria, en tono sepia y melancólica con un héroe en el centro que reflexiona mucho sobre lo que significa sacrificarlo todo con algunos imágenes interesantes.

Pero él es esencialmente el The Last Jedi de los directores que trabajan hoy en día en el sentido de que no hay término medio; o te gusta o lo detestas hasta más no poder. Entonces, cuando Netflix vende a Army of the Dead, la nueva película dirigida, coescrita (e incluso filmada) por Snyder, como un híbrido entre películas de zombis y robos, uno pensaría que la película traería toda la diversión que esos tipos de películas que suelen traer. En esencia, el canal te promete en sus anuncios una mezcolanza entre Ocean's Eleven y The Walking Dead. Bueno, estoy aquí para decirte que sí cumple con esas promesas… hasta cierto punto.

En un futuro cercano, Estados Unidos ha repelido con éxito una plaga de zombis, con las pocas hordas supervivientes de muertos vivientes atrapadas detrás de un muro que rodea Las Vegas. El multimillonario Tanaka (Hiroyuki Sanaka), ofrece al cocinero/mercenario Scott Ward (Dave Bautista) cantidades increíbles de dinero si hace una cosa: realizar un atraco en la ciudad infestada de zombis y volver con vida. Ah, y hacerlo dentro de 96 horas antes de que el presidente bombardee la ciudad y todo lo que hay en ella. Para lograr su objetivo, Ward recluta a un grupo de mercenarios que se jugarán la vida y tratarán de regresar a casa antes de que los zombies y/o las armas nucleares acaben con sus vidas.

Lo bueno

El prólogo: ¿Qué mejor lugar para comenzar que al principio de la película? Los primeros 15 minutos de esta película cumplen la promesa que había compartido en todos sus trailers: acción loca tipo B-movie con una atmósfera tensa que obtendrías de una divertida película de zombies. Hecho posible a través de una exposición rápida, esta parte de la película establece las reglas básicas sobre qué y cómo surgió la amenaza y cómo hubo un brote en Sin City. Y luego, hay un montaje muy divertido de los asesinatos de zombis originales en rosa neón con música de Elvis Presley de fondo. Este comienzo fue suficiente para hacer creer a un escéptico lo que estaba ocurriendo en la pantalla en el sentido de que, sí, puedes ver el típico ciclo de la vida para los zombis (zombi mata persona, persona muere, persona revive como zombi, zombi nuevo se une a una comunidad de muertos vivientes, y comienza el ciclo nuevamente), sino también el precio que se cobra entre los supervivientes cuando intentan escapar de Las Vegas. El prólogo asegura que conozca la película en la que hizo clic para ver desde el principio. Desafortunadamente, no necesariamente cumple sus promesas durante su tiempo de ejecución.

Las reglas: Hoy día, muchas películas tienden a romper sus propias reglas que establecieron desde el principio. Ya sea que Tony Stark no necesita un reactor para vivir de Iron Man 3, Harry Potter no tiene los ojos verdes de su madre, o incluso Superman en realidad usando kryptonita para matar a Doomsday, aunque fue casi asesinado por Batman con él 20 minutos antes en Batman v Superman, a veces dejan caer la pelota (los ojos de Harry) o simplemente quieren que lo olvides para ellos "beneficiarse" y hacer la película llegar a un final "adecuado". \

Pero en contraste con su película del superhéroe, Snyder establece reglas en el ejército de los muertos y los mantiene vigente en toda la película. Establecer un reino de zombies alfa, que no solo son más inteligentes, sino más rápidos y reaccionarios, cómo admiten el paso a la ciudad, y lo que sucederá si rompe las reglas muestra un trabajo muy dedicado de Snyder y sus co-escritores, Joby Harld y Shay Hatten, para establecer tensión en toda la película. Aunque los zombies pueden estar más en vena con los de World War Z que otras películas, tanto Richard Cetrone como Athena Perample hacen maravillas con sus roles en su mayoría físicos como el rey y la reina de los no muertos respectivamente, ya que, curiosamente, interpretan a los personajes más "humanos" en la película. Entonces, cuando los humanos reales rompen las reglas, sabes que se ponen los huevos a peseta a medida que estos corren por los casinos con intenciones de sumar a su comunidad.

Lo malo

Snyder en exceso: Mientras intenta hacer una alegoría de los excesos encontrados en ciudades como Las Vegas, a Snyder realmente le gusta llegar a su camino cuando se trata de esta misma cosa. Al igual que su versión más completa de Justice League, no sabe cuándo renunciar y llamarlo un día y simplemente sigue sin ninguna razón. En casi dos horas y media, la película toma muchos desvíos, mientras que en la misión principal, lo que hace que se sienta más como un videojuego de Resident Evil que una película real.

Tal vez esto se debe al enfoque práctico de Netflix al contenido que agregan a su plataforma, especialmente cuando se trata de los cineastas con prestigio que están atrayendo tipo Martin Scorsese y Alfonso Cuarón, pero la forma en que Snyder hace sus diferentes desvíos hace que la película solo pierde toda la urgencia que ya nos había prometido entre los zombies y las armas nucleares que están a punto de caer, lo que hace que la película pierda el impulso a mitad de camino. Si él, con todo el poder que le fue dado por el estudio y por sí mismo (dirigió, produjo, co-escribió y grabó su propia cinematografía), simplemente habría recortado varios aspectos aquí y allí, tal vez la película se encuentra a Posibilidad de entregar una película divertida. En su lugar, él decide sobreprometer y subestimar a su audiencia.

Para una película que debió haber sido una comida de cuatro platos de loqueras y sangre es solo un aperitivo de lo que vendrá cuando Netflix apostóo todo en esta futura franquicia con un par de programas de televisión alrededor de este universo. Comienza de forma fantástica, pero luego se desinfla cuando Snyder quiere que se centre en las cosas que podrían haberse beneficiado de ser cortadas durante la edición. En esencia, Army of the Dead es el equivalente a comer un half-rack de costillas en Chili's: puedes lamer tus dedos después de terminar, pero hay una gran posibilidad de que te quedaste con hambre por más.

Rating: C+