"Ser tan sexy es un problema": Maestra fue despedida por tener Only Fans y ahora no consigue trabajo

La profesora, quien fue despedida de un colegio tras hacerse público su perfil en OnlyFans, afirmó que no puede encontrar un trabajo "normal"

Instagram @amy.kupps93

Amy Kupps, una profesora que fue despedida de su trabajo en un colegio en Estados Unidos tras hacerse pública su cuenta en OnlyFans, afirmó que no ha logrado encontrar un empleo "normal".

Según reporta Mirror, la maestra señaló sobre su búsqueda de un trabajo que "ser tan sexy es un problema", afirmando que "ahora tengo tanta confianza en mí misma que soy demasiado intimidante para los tipos que me entrevistan".

En ese sentido, relató algunas de sus experiencias cuando ha sido entrevistada por hombres por motivos laborales.

"Antes de dar clases, fui a una entrevista para un trabajo en una tienda y el gerente me hizo ir a su oficina. Cuando me senté, lo miré dos veces y se puso nervioso", expresó.

Luego de esto, manifestó que se puso a sudar y a temblar repetidamente, sin ser capaz de esbozar preguntas.

Tras esto, el sujeto se retiró unos segundos y al volver "terminó abruptamente la entrevista diciendo que no estaba calificada, pero si '¿había considerado yo alguna vez modelar?', Ya que pensó que sería bueno en eso".

En otra ocasión, contó que "intenté conseguir un trabajo en un concesionario de automóviles recientemente y uno de los mecánicos me estaba mirando mientras movía el Mercedes de un cliente y lo estrelló contra la puerta del garaje".

"A menudo, los hombres que encuentro tienen esas reacciones instantáneas. De repente se ponen sudorosos, nerviosos, se sonrojan", agregó.

Pese a estos problemas, Kupps aseguró que encuentra "divertidísimo" que se pongan nerviosos frente a ella, pese a que no ha podido conseguir un trabajo "normal", además de su cuenta de OnlyFans.

"Me encanta hacer OnlyFans y parecer una Barbie morena, pero tengo que encontrar un trabajo real para el seguro médico ya que no estoy enseñando. Esa es la realidad", añadió.