Adolescente curioso se metió un USB en su pirulí y se le quedó estancado

Horrible, no hay otra palabra

Advertencia, leer esto te va a doler y mucho. La curiosidad hace que la gente cometa locuras y este es el caso de un joven de 15 años que experimentando con su pirulí (o su pene, pa' los changos sin humor) se metió un puerto USB en la uretra. (Te dije que te iba a doler) 

El adolescente de Reino Unido, tuvo esta fatal idea y tuvo que ser operado de emergencia ya que luego de insertar el USB, trató de sacar y comenzó a orinar sangre, reportó The New York Post.

Su madre, lo tuvo que transportar a sala de emergencia y este pidió hablar en privado con los doctores pa' no pasar el bochorno. A estos les explicó que se insertó el cable en la uretra para medir la longitud de su pene. Tras varios intentos de sacarle el USB, los médicos tuvieron que transportarlo al Hospital Universitario de Londres para ver si podían sacar la cinta métrica dentro del pene.

Los Rayos X revelaron que el muchacho tenía un nudo de los cables dentro de sí, lo que requirió que lo abrieran por la parte que queda entremedio de los genitales y el ano.

Al final de todo este dolor, agraciadamente el joven salió bien, no perdió su pipí, se pudo recuperar y fue dado de alta al otro día. Sin embargo, se le tendrán que hacer chequeos en el futuro y requerirá seguimiento de su caso.

Obviamente, el joven aunque su historia se está contando en todo Londres, Estados Unidos y el mundo no permitió a los diarios que revelaran su identidad.